Artículo Especial

"Parto Humanizado"

amorNOes

“Cuando nace un bebé tiene además de necesidades físicas, necesidades emocionales y es indispensable satisfacer ambas”.

 

El parto es un acto fisiológico inherentemente saludable y seguro, maravilloso, espiritual y trascendente en la vida de la mujer y su pareja; un momento que los va a marcar para toda la vida, a cada uno desde su lugar, a la mujer como madre, al hombre como padre y a los dos como pareja y por supuesto la manera en que el bebé nazca, determinará muchos aspectos de su vida futura.

 

El Parto Humanizado le devuelve a la mujer y a su pareja la confianza en la sabiduría de su cuerpo, el cual está perfectamente preparado para dar a luz de forma natural y segura.

 

El “Parto Humanizado” se basa en el respeto,  el amor y en devolverle a la mujer el ser la  protagonista de este suceso, que lo pueda vivir como un regalo de género poderoso y no sólo como un procedimiento quirúrgico. 

Es indispensable que los futuros papás  se informen. Existe un curso mediante el cual se invita a la mujer a preguntarse cómo desea y necesita dar a luz, de acuerdo a su historia, sus deseos y sus limitaciones para ser la protagonista y creadora de su parto y así brindar a su bebé un nacimiento respetuoso y suave.

La libertad de elección será sólo suya, se brinda información actualizada y objetiva acerca de las diferentes alternativas de parto que existen, (psicoprofilactico, en agua, en casa, posiciones, con bloqueo o anestesia, cesárea, etc.), y los pros y contras de los procedimientos de rutina que se suelen realizar. Cada uno de los datos que se ofrecen están respaldados por las últimas investigaciones científicas.

También se integra el trabajo con el cuerpo, buscando la conexión con las sensaciones y el instinto,  los cuales  son una guía en el momento de dar a luz.

 

Se exploran posiciones para transitar las contracciones más placenteramente. Se enseñan diferentes técnicas de relajación, se presentan diferentes videos de partos y se trabaja con visualizaciones que permiten acercarse desde la imaginación a lo que será la experiencia del parto.

 

Además se realizan diversos ejercicios de comunicación con la pareja desde el cuerpo, los sentidos, el tacto y la palabra.

Para aclarar dudas, se ofrecen pláticas con médicos obstetras, parteras y médicos pediatras.

 

Se analiza cual es el rol del padre durante el trabajo de parto y cómo puede participar activamente en el mismo como acompañante primordial de la mujer.

 

Se exploran las herramientas que le permitirán ser partícipe activo junto con su mujer del nacimiento de su bebé y se reconoce la importancia de que el futuro papá sea también comprendido en sus necesidades, temores y fantasías.

Cuando la futura madre no viene acompañada por su pareja, se invita a acompañantes sustitutos elegidos por ella, como: alguno de sus padres, hermanos o amigos que puedan ayudarla y sostenerla amorosamente durante el proceso.

 

Como mujeres tenemos la responsabilidad de traer al mundo a  nuestros hijos con amor.

 

“Para cambiar al mundo, primero hay que cambiar la manera de nacer”.

Artículo Especial

"Doula"

Una Doula es una acompañante “Profesional de parto”,  que brinda apoyo físico, mental e informativo tanto a la mujer como a su pareja, durante todo el trabajo de parto, facilitando la experiencia para los padres, el bebé y los profesionales del equipo de salud.

 

¿QUE HACE LA DOULA?      

Apoya y alienta el parto centrado en los deseos y necesidades de la mujer, sin el uso rutinario de medicación, ni tecnología innecesaria por ser la opción más segura para madres y bebés hasta el día de hoy.   Provee continuidad de atención desde el preparto hasta el postparto, la cual consiste en:

 

Apoyo emocional.- Alentar y fortalecer a la mujer y su pareja con una presencia continua, sin límites de tiempo ni cambios de guardia.

 

Apoyo informativo.- Asesoría para la toma de decisiones con responsabilidad teniendo conocimiento de los pros y contras, brindando alternativas y explicación de lo que sucede momento a momento.

 

Apoyo físico.- Apoyo activo con medidas de confort;  posiciones, masajes, relajación, visualizaciones y respiración.

Servicio:

 

-  Una cita privada con la mujer y su pareja en la semana 36/37 de gestación.

 

-  Acompañamiento durante el trabajo de parto desde la llegada al hospital, hasta el nacimiento del bebé.

 

-  Una visita al hospital el día siguiente al parto para asesorar con la lactancia, resolver dudas y revisar juntos la experiencia vivida.

 

-  Apoyo telefónico antes,  durante y después del parto.

Así que,  como te puedes dar cuenta, puedes no estar sola en ningún momento de la maravillosa experiencia de traer a tu hijo a la vida.

 

 

Recuerda que si gustas puedes dejarme tus comentarios, sugerencias o preguntas en el espacio de contacto y te responderé lo más pronto posible.

© 2015 por ANNEE