FESTEJA A LO GRANDE
EL HABER APRENDIDO A AMARTE Y A RESPETARTE

"TANTAS Y TANTAS FORMAS DE RELACIONARNOS,

QUE NO TIENEN NADA QUE VER CON EL AMOR"

amorNOes
"Ley de Atracción"
Amor y Matrimonio
amorNOes
"Apego"
amorNOes
amorNOes.
"Evadir los problemas"

amorNOes

"Cuatro elementos para          identificarlo"

amorNOes
"Expectativas"
amorNOes
amorNOes
"Que yo me quede contigo sabiendo que no me amas
 
"Ley de Atracción"
Amor y Matrimonio

Los pensamientos son energía en movimiento, una lluvia de conceptos por experiencias de vida.

 

Tu cerebro acumula y organiza todo impulso electromagnético que percibe del medio. Todo es energía y movimiento, una frecuencia, polos opuestos, electrones, protones, todo es frecuencia que da forma, color y temperatura.

 

Proyectar, es enviar luz a un pensamiento para encontrar  la imagen  que lo defina y que de esta manera, tengas claridad y liberes el embotamiento mental.

 

Todo lo que llega a tu vida es porque lo has atraído, con la constancia de imágenes que llevas en tu mente.

Con la preocupación, la angustia, el enojo o cualquiera de estas sensaciones  que te llevan a recordar un momento doloroso, obligas a tu cerebro a que  reviva  y reproduzca todas y cada una de las posturas, palabras  y sentimientos,  al grado que llegas a sentirte igual que en el momento en que lo pasaste por primera vez.      

¡Si lo recuerdas, lo vives de nuevo!

 

Los Ángeles dicen: 

Lo que sentimos, pensamos, lo que pensamos proyectamos, lo que proyectamos manifestamos.

 

El Universo es posible por la mente que reproduce lo que percibe, necesita y siente. Lo semejante atrae lo semejante.

 

Los Ángeles dicen:                                           

El tipo de energía que generas, es el tipo de energía que es compatible a tí.

Preguntarte ¿cuál es tu concepto del AMOR?

Sería un maravilloso inicio para darte cuenta el porqué, no estás tan contenta con tu situación actual.

 

Para obtener el éxito en cualquier área de tu vida, el inicio es EL AMOR A UNO MISMO.

AMOR = MERECIMIENTO

EL Merecer, es representado por el equilibrio. Colocar el amor sano y afortunado en tu realidad.

 

Los ángeles dicen:

El AMOR, son todas las virtudes activas.     EDUCA TU MENTE

¡Deja  de preguntar, por qué siempre te pasa lo mismo!

 

La única razón por la que no  tienes lo que anhelas, es porque pasas más tiempo pensando en lo que no quieres, que en lo que sí.

Si tienes claridad, envías el mensaje al universo para que se manifieste sin dificultad. Lo más importante de la Ley de la Atracción para mí, es que la ocupes con pensamientos que se enfoquen en proyectar y crear historias maravillosas que quieres tener presentes en tu vida, y no desperdicies más tiempo en preguntarte de qué manera pasó todo lo malo y desde dónde lo causaste.

 

No pierdas más tiempo en lo que quieres olvidar y superar, enfócate en crear todo aquello que mereces en la vida y tómalo así de Dios, con la facilidad que te da el imaginar y ser constante en ese pensamiento, generando ilusión y emoción para que la continuidad de la sensación, la imaginación en imagen y la repetición, lo manifiesten rápido y sin dificultad.

Si tu frase preferida es:   ¿No entiendo el por qué … ?

 

La respuesta del universo será, todas aquellas situaciones que te harán que lo entiendas, por medio de la experiencia.

¿Por qué nos enamoramos de una persona y  no de otra?

Parece ser que antes de que una persona se fije en otra, ya había construído un mapa mental, un molde completo de circuitos cerebrales que determinan lo que hará enamorarse de una persona y no de otra, una programación de cada una de sus necesidades e ilusiones que es compatible con la realidad de alguien, que buscaba un perfil como el suyo para aprender.

 

Aunque se escucha romántico el imaginar que si tú lo pides, el universo confabula para que esto pase y encuentres a tu otra mitad, el romanticismo sólo se puede conservar si tus conceptos del AMOR, tenían las bases firmes de virtudes para tomar el camino de la felicidad o el dolor.

La inmensidad de nuestro cosmo, no conoce de bueno y malo, sólo de movimiento de energía, cargas electromagnéticas y grados de compatibilidad, no de significados de palabras, si no de la intención con que las dices y eso genera una carga energética llamada frecuencia.

 

Lo que pides se te dará, seas consciente o no. Si lo que estas tomando del mundo está completo o no, para proveerte en su total de satisfacción.

 

Tus deseos son órdenes y nada en absoluto ocurre si tú no lo autorizaste antes y decidiste participar con alguien en alguna historia.

Libre albedrío, nadie ni nada puede violarlo, ni DIOS, así que utiliza cada regla Universal a tu favor, toma de Dios lo mejor que él tiene para ti, con lo que tu imaginación te permita, sin límites por miedo, incredulidad o falta de merecimiento.

 

Libera todas y cada una de tus creencias de que algo es demasiado,  si pasó por tu mente ya es una probabilidad que marcó tu alma como una necesidad. 

 

Permítete, sueña y manifiesta.

 

Una técnica para sanar y reprogramarte es algo que Los Ángeles marcan como Dios pasando, todos somos una chispa o una célula de la creación que forma parte de la totalidad, una partícula del universo y si tú no estuvieras en él, la carga química se modificaría y todo el universo sería diferente. 

 

Los ángeles dicen:

No existe nada tan pequeño que evite el cambio, ni nada lo suficientemente grande, para que desaparezca por completo.

Esta técnica te invita a que tengas claro lo que quieres y te enfoques en merecerlo.

 

Visualiza a Dios y toma  lo que quieres de él y colócalo en la situación o en la persona que quieres  y determina que con tu 100% de responsabilidad y con tu libre albedrío, sólo puede esta persona participar de esa manera en tu vida.

 

Ejemplo:

Tomo de Dios “LA HONESTIDAD Y FIDELIDAD” y la coloco en… ­­­­ (y dices el nombre de la persona) y sigues... “Determino que en mi cien por ciento de responsabilidad y en mi libre albedrio, SÓLO DE ESTA MANERA (con honestidad y fidelidad),  PUEDE PARTICIPAR EN MI REALIDAD Y EN MI VIDA."

 
"APEGO"

El apego simplemente, por lo que implica, es contaminante y es una relación tóxica de lo más común.

 

- ¿Cuántas veces al momento de tomar una decisión volteas de izquierda a derecha buscando a alguien más que venga en tu ayuda?

- Al sufrir un mal momento ¿has pensado que si no tuvieras a esa persona a tu lado no podrías haber sobrevivido?

- ¿Por qué te cuesta tanto trabajo dejar ir a tus hijos? 

- ¿Por qué te genera tanta inseguridad tu pareja? 

- ¿De dónde vienen tantas expectativas para que los otros te hagan feliz?

Estos cuestionamientos son reacciones propias de un apego contaminante, una emoción que si la persona está dispuesta, puede dejar atrás.

 

El apego emocional contaminante los sufren hombres y mujeres cuyo valor personal ha sido manipulado y no pueden verse como seres completos, capacitados para conseguir sus sueños. 

 

Son personas que han asumido como verdad, el hecho de que hay personas más importantes que ellos mismos, y a partir de esa sin razón se han auto castigado con descalificaciones agresivas.  Todo lo de alrededor vale excepto ellos mismos, foco de su propio desprecio y desdén.

Estas conductas y pensamientos aprendidos desde la infancia no solo fabrican la dependencia en los demás, sino también hacen que las personas quieran tener el control de forma obsesiva sobre los demás.  Imaginemos un gran muégano de apegos y deficiencias formado por personas incapaces de verse con buenos ojos a sí mismas.  ¿Te suena familiar?

 

La persona co-dependiente, vive miedosa y frustrada preguntándose constantemente que sería de ella sin la presencia de su protector.  Con el tiempo suele convertirse en una adicción.   Y con esto hablamos de aceptación de maltrato y abusos.

 

Esto no es necesariamente un problema de mujeres.  También los hombres pueden sufrir de esto mismo en los ámbitos laborales y también porque no, en las relaciones de pareja y parentales.  La entrega del control sobre las emociones y decisiones se dan en ambos sexos.

 

Juan A. Brenard lo define así:  “Una forma de auto desprecio consiste en someternos sin condiciones a las apreciaciones y juicio de los demás, sin tener en cuenta el precio que ello pueda suponer.  Esto conduce con frecuencia a la negación y destrucción de uno mismo y, a la postre, a exponerse al riesgo de convertirse en víctimas de sus posibles abusos. 

 

Una fábula de Esopo:

Había una zorra que estaba saltando sobre unos montículos.  De pronto estuvo a punto de caerse y, para evitar la caída, se agarró de un espino.  Pero las púas de la planta le hirieron las patas y le produjeron mucho dolor.  Entonces le dijo al espino:

“¡He acudido a ti por tu ayuda, pero me has herido!”.  A lo que el espino respondió:

“¡Tú tienes la culpa amiga, por agarrarte a mí!.  Bien sabes lo bueno que soy para enganchar y herir a todo el mundo, ¡y tú no eres la excepción!”

 

Bibliografía

“Emociones tóxicas”

Bernardo Stamateas

B, S, A,

 
"EVADIR LOS PROBLEMAS"

En todas las relaciones cercanas, sean amigos, papás, hermanos, compañeros y especialmente en la pareja, es inevitable que surjan problemas. Siempre hay diferentes formas de ver lo que ocurre y esto, en ocasiones, genera malestar. A veces el otro hace cosas que francamente molestan y que muchas veces por no “generar” problemas nos quedamos callados, "por llevar la fiesta en paz" o porque "es tan bueno que para que lo incomodo", hasta nos vendemos la idea de que es por amor.

 

Pero te tengo una noticia; un problema que no se afronta, o se hace más grande de lo que es o se transforma en conflicto. Los problemas tarde o temprano salen a flote y mientras más tardamos más fuerza tienen, ya que va generando resentimiento.

Por eso debes saber que es conveniente ocuparte del problema, que  tan pronto como te des cuenta de que está ahí y de que puedes hacer algo al respecto. En ese momento, tú estás en tu punto más fuerte y el problema deja de crecer.

 

Si dejas pasar el tiempo, tú vas perdiendo fuerza y el problema lo gana. Gana fuerza porque tu imaginación lo alimenta. Tu miedo hace que veas el problema más grande de lo que es. Lo ves inmenso, cuando quizás todavía es manejable.

 

¿Cuántas veces sacamos cosas del pasado que probablemente ocurrieron hace años, que en su momento pudieron ser una molestia y hoy salen con gran furia y todo porque en aquel momento creíste que estabas haciendo un acto de “amor” para que el otro no se incomodara o para que no  te dejara de querer o se enojara contigo?.

Lo único que pasa, es que nos sometemos al problema en lugar de resolverlo y esto solo lo agrava.

 

La mayoría de los problemas son más grandes en la imaginación, que en la realidad.

 

Es más liberador caminar hacia la solución que huir del problema.

 

En cambio, cuando te centras en una solución que vaya reemplazando lo negativo, piensas más en lo que quieres que en lo que tratas de evitar. Y, conforme avanzas, vas dejando atrás la pesada carga. Y además puede unir más la relación, ya que manifestar lo que no me gusta, es también compartir intimidad.

 

Afronta los problemas con sencillez sin grandes escándalos y verás que tendrán soluciones permanentes.

amorNOes...

"Cuatro elementos para identificarlo"

 

Cuántas preguntas surgen alrededor del amor. Desde el simple y frecuentemente usado deshoje de la margarita con su "¿me quiere?... ¿no me quiere?", hasta los más complicados métodos para poder realmente saber si lo que siento y lo que siente el otro es realmente amor.

 

Se ha dicho tanto acerca del amor y no siempre ha sido cierto, que es fácil encontrarnos en medio de situaciones que creemos están llenas de amor y sin embargo no tienen nada que ver con él.

 

Erich Fromm en su libro "El arte de amar" nos da 4 elementos clave para poder saber si se trata realmente de amor. Estoy segura que podrán ayudarte a distinguir lo que amorNOes.

 

El amor implica dar. Sin este elemento, no estamos hablando realmente de amor. El carácter  activo del amor implica 4 elementos básicos comunes en todas las formas de amor: CUIDADO, RESPONSABILIDAD, RESPETO Y CONOCIMIENTO.

 

Si en tu relación no hay alguno de ellos, no lo dudes NO SE TRATA DE AMOR.

EL AMOR implica CUIDADO. Ninguna declaración de amor es sincera si no lleva consigo la preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos. Así, si presumo de amar las flores no puedo olvidarme de regarlas y proporcionar lo que se necesite para su cuidado . Cuando falta la preocupación ACTIVA, no hay amor. 

 

La esencia del amor es "trabajar" por algo y "hacerlo crecer". El AMOR y el TRABAJO son INSEPARABLES. Se ama aquello por lo que se trabaja y se trabaja por lo que se ama .

 

El CUIDADO  y la PREOCUPACIÓN implican otro aspecto del Amor: la RESPONSABILIDAD, entendiendo ésta como un acto voluntario, mi respuesta a las necesidades de otro ser humano y de mi, por supuesto. Esto es, estar listo y dispuesto a RESPONDER. La persona que AMA, RESPONDE. Como ejemplo, en el caso de la madre al hijo la responsabilidad atañe más a las necesidas físicas. En el amor entre adultos, a las necesidades psíquicas de la otra persona.

Sin embargo va unido con otro elemento importante del amor, el RESPETO  (respicere = mirar). Ver a la otra persona tal cual es, tener conciencia de que es única. Respeto significa entonces preocuparse por que la otra persona crezca y se desarrolle tal como es. Quiero que crezca y se desarrolle por sí misma, en la forma que le es propia y no para servirme. Si amo a la otra persona me siento uno con ella, pero con ella  tal cual es, no como yo necesito que sea, como un objeto para mi uso.  El respeto sólo existe sobre la base de la LIBERTAD .

 

Y NO es posible RESPETAR a una persona sin CONOCERLA.

 

EL CUIDADO Y LA RESPONSABILIDAD  serían ciegos sin el CONOCIMIENTO como su guía. EL CONOCIMIENTO sería vacío si no lo motivara la preocupación. Y hablando de conocimiento hay muchos niveles, es entendible que quien ama está interesado en lo profundo no en la periferia únicamente, y "sólo me es posible, cuando puedo trascender la preocupación por mí mismo y ver a la otra persona en sus propios términos". Por ejemplo, puedo saber que una persona está furiosa, aunque no lo demuestre abiertamente; pero puedo llegar a conocerla más profundamente aún y saber que está angustiada o se siente sola o culpable, esto es, como una persona que sufre y no como una persona enojada.

 

"En el acto de amar, de entregarse, en el acto de penetrar en la otra persona, me encuentro a mí mismo, me descubro, nos descubro a ambos, descubro al hombre".

 

Tengo que conocer a la otra persona y a mí mismo objetivamente para poder ver su realidad o más bien,  para dejar de lado las ilusiones, mi imagen irracionalmente deformada de ella. Sólo conociendo objetivamente a un ser humano puedo conocerlo en su esencia última, en el acto de amar. Nos conocemos y a pesar de todos los esfuerzos que hagamos, no nos conocemos. Nunca terminaremos de conocernos porque no estamos acabados y lo mismo sucede con nuestros semejantes.

CUIDADO, RESPONSABILIDAD, RESPETO Y CONOCIMIENTO son mutuamente interdependientes.

 

Estos cuatro elementos están implícitos en el amor e incluyen por supuesto al Amor que tengo conmigo, me refiero al amor a mí mismo. Hago énfasis en esto porque es la base para poder dar, TENER .

 

CUIDARME, RESPETARME, CONOCERME Y RESPONSABILIZARME DE MÍ es el primer trabajo que puedo hacer para poder decir que me amo y puedo darlo.

 

Si presumo de amar (la, lo, me) y reviso: (La, Lo, Me) CUIDO, RESPETO, CONOZCO Y RESPONDO... entonces SÍ es amor. Pero si alguno de los 4 elementos no se están dando... es muy probable que NO se trate de amor.

 

"Quien no conoce nada, no ama nada.

Quien no puede hacer nada, no comprende nada.

Quien nada comprende, nada vale.

Pero quien comprende, también ama, observa, ve...

Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, más grande es el amor...

Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las frutillas, nada sabe acerca de las uvas." 

PARACELSO

 

 

 

Bibliografía

"El Arte de Amar"

Erich Fromm

 
amorNOes...

"Que yo me quede contigo sabiendo que no me amas"

 

                     

                      

El amor es el ingrediente principal de las relaciones de pareja. Sin amor, el intento por tener un futuro juntos sería sólo eso, un intento.

 

Sentir amor por alguien más, es el evento más noble y fascinante de vivir, pero también es un sentimiento que no se puede controlar. El amor se logra encontrando en nuestra pareja lo que nos gusta, lo que nos  sirve o lo que nos enseña, es encontrar a la persona que saca lo mejor de ti  y este amor no se puede negociar o manejar, de tal modo de tener el control sobre poder sentirlo  o no.

 

Todas las relaciones de pareja pasan por altos y bajos, habrá momentos en que te sentirás muy feliz y afortunada de estar al lado de la persona que amas, pero también habrá momentos en que las cosas no marchen bien y comiences  a hacerte preguntas si aún él te ama.

Si sientes que tu pareja no actúa como antes y la distancia se hace grande entre ambos, díselo de  manera directa, escucha el proyecto de vida que tiene para ambos y así podrás darte cuenta de la situación actual entre ambos.

 

Tanto los hombres como las mujeres pueden dejar de sentir amor, esto puede suceder cuando sólo se vive de costumbres y rutinas o cuando se ha pasado la línea del respeto, por ello es necesario siempre mantener la comunicación abierta entre ambos para determinar lo que su relación le hace bien.

 

Es recomendable siempre buscar  tener experiencias nuevas y creativas, buscar el no alterar nuestra relación por caprichos o creencias egoístas y estar dispuesto a saber que a nuestra pareja le pueden gustar cosas diferentes a nosotros   y aprender a ceder,  siempre y cuando estés convencida de que lo que hagan juntos te haga feliz.

En muchas ocasiones las mujeres pasan meses, años y hasta una vida completa con alguien quien no siente o no da el amor necesario para ser feliz y las creencias principales para mantener esta relación es miedo a no encontrar a alguien más, miedo a no volver a ser queridas, miedo a hacer daño a la familia o no crear una imagen negativa de sí misma ante las personas  que los rodean. Recuerda, son sólo creencias pues la vida siempre da segundas oportunidades y siempre habrá alguien a tu medida que procure tu felicidad.

 

Recuerda que si elegiste tener a alguien  a tu lado es para dar y recibir amor.

 

Enamorarse es no tener miedo a darle a tu pareja la verdadera mujer que eres. Busquen en común que cada encuentro entre ustedes parezca siempre el primero.

 
"EXPECTATIVAS"

Día a día nos llenamos de deseos e ilusiones acerca de lo que esperamos de nosotros mismos, pero sobre todo, lo que queremos obtener de los demás.

 

Vamos en momentos creándo expectativas irreales de un "yo ideal", también, inundamos nuestra mente de ideas y exigencias de lo que las personas "deberían darnos" pero sobre todo, nuestra pareja.

 

Yo creo que aquí, está “la clave” de las desilusiones, enojos, angustias, y mucho de los resentimientos, desesperación, frustración e impotencia que se viven en las relaciones de pareja, las cuales llevan a la desesperanza, el divorcio o a vivir una vida de grandes insatisfacciones.

Debemos tomar consciencia de que son "nuestros deseos", que vienen de nuestras vivencias y sobre todo, de nuestras carencias, que la otra persona no está para cubrirlas, ni nostros tampoco las de ella.

 

Recuerda,  cada quien da lo que lo quiere, lo que puede, y la mayoría de las veces, lo que "tiene" y que al no obtener lo que esperabas recibir, es la gran oportunidad para que tú, aprendas a dártelo y con esto lograr un gran crecimiento personal.

AHORA YA LO SABES...

No olvides pasar siempre por tus filtros lo que lees o escuchas, si no estás de acuerdo o no te da sentido esa información,  no te la quedes, quiere decir que no es para ti.

© 2015 por ANNEE