que yo esté de acuerdo siempre contigo

En la visión de...

amorNOes
amorNOes
amorNOes

Artículos

 

amorNOes

que esté siempre de acuerdo contigo

 

                 Por Blanca Cienfuegos

 

 

 

Cada persona tiene sus propios valores, principios, ideas, gustos, puntos de vista, etc. Cuando se establece una relación de pareja, cada uno aporta a la relación lo que trae consigo, todos sus aprendizajes y convicciones. Cuando no coincides con lo que tu pareja propone, se establece el diálogo para llegar a acuerdos, las ideas se proponen, no se imponen.

amorNOes

Ocurrirá en diferentes ocasiones que estés de acuerdo con tu pareja y en otras probablemente no lo estés, es necesario que te permitas ofrecer tu punto de vista aunque sea opuesto al de él/ella, de esta manera estás respetando tu opinión y por consecuencia podrás respetar las otras opiniones. Si te obligas a  estar de acuerdo, estarás acumulando malestar, rencor, coraje y en el momento menos esperado, explotarás.

 

Si te das cuenta, tú mismo (a) te has presionado a estar de acuerdo, al guardar silencio y no expresar tu opinión. En ningún momento te diste la oportunidad de ofrecer tu punto de vista y, cuando explotes, estarás enojado (a) con tu pareja y en ese momento, ya hiciste un conflicto.

Las opiniones distintas enriquecen la relación.

 

Si estás iniciando una relación de pareja, permítete expresar lo que realmente opinas, si ya tienes tiempo en una relación y no lo has actuado de esta forma (y has generado conflictos),  CUALQUIER MOMENTO ES BUENO PARA ESTABLECER UN CAMBIO, basta con que lo decidas.

 

Amor NO es, que estén siempre de acuerdo.

 

"Comprender que hay otros puntos de vista es el principio de la sabiduria".

Thomas Campbell

 

Recuerda que puedes dejarme tus datos en el espacio de contacto con tus sugerencias, dudas, preguntas y a la brevedad te responderé.

 

 

 

Estas personas no son felices y viven enojadas con ellas mismas por no atreverse a decir  “no”,  “no estoy de acuerdo contigo, con lo que haces, dices y piensas”. 

 

¿Por qué?  Por miedo a quedarse solas, a ser abandonadas, a no ser aceptadas, al rompimiento, miedo a no ser amadas. Con tal de pertenecer a un grupo de amistades, al clan familiar, a estar bien con su pareja,  aceptan situaciones como:   “todo lo que me digan y ordenen está bien, no importa si estoy de acuerdo o no”, “ no importa cómo me sienta, el objetivo es que el (la) otro (a) no se enfade conmigo”.  

 

Sentimientos y pensamientos que se vienen arrastrando por aprendizaje desde la niñez.

 

Lo primero que hay que hacer, es reconocer el “miedo” que tenemos a no ser aceptados y queridos.  También hacer conciencia de que al día de hoy, como adultos, tenemos muchísimas más opciones y recursos que cuando eramos niños y  dependíamos totalmente de los adultos.  Aclarar nuestras ideas e ir poco a poco atreviéndonos a expresarlas. Con todo ésto nos podremos dar cuenta que “las consecuencias” de hacerlo, no tendrán el impacto ni la magnitud que hemos imaginado.

 

Si realmente existe amor, comprensión y aceptación en tu relación,  no tendrás que callarte y disfrazar lo que sientes o piensas.

amorNOes

que yo esté siempre de acuerdo contigo

 

                     

                  Por:  Elva Escudero

 

 

Existen personas que para no crear conflicto en una relación, ya sea de amistad, parentesco o de pareja, se quedan calladas y no expresan su inconformidad.  Puede ser  porque cuando eran pequeñas,  se dieron cuenta que cuando ellas contradecían  a los adultos con los que vivían, ellos se  molestaban, “les  dejaban de hablar” y  ellas  creían que las dejaban de querer. 

amorNOes

Recuerda que somos seres individuales y que amor NO es tener miedo a decir “no estoy de acuerdo contigo”.

 

amor NO es… que siempre estés de acuerdo con los demás.

 

Sin nos dejas tus datos con tus dudas, sugerencias, preguntas, a la brevedad nos pondremos en contacto contigo.

 

¡Hola! Aquí encontrarán historias reales, con reflexiones, cuentos o simplemente frases, que tienen que ver con la violencia, alcoholismo, maltrato y otros temas que iré mencionando, según sea el caso.

amorNOes

 

  Por Paulina Rébora

 

Hoy les voy a platicar de Isabel…

 

Isabel es una mujer inteligente, carismática, soltera y trabaja de empleada en una empresa. Mario es un hombre divorciado, con dos hijas,  muy dedicado a su trabajo y a sus hijas. Ellos se conocieron en la casa de una amiga mutua, empezaron a salir y a conocerse más y se enamoraron.

 

Mario tenía viviendo a sus dos hijas en su casa, por lo que su situación no era muy fácil para pedirle a Isabel que se casara con él.

 

Isabel por su parte se daba cuenta de los pocos límites que les ponía Mario a sus hijas y aunque tenía toda la intención de ayudar y convivir sin problemas, cuando hablaba acerca de lo que ella pensaba para educar a las hijas, resultaban discusiones y enojos.

 

El amor iba creciendo y también los desacuerdos en la educación. Mario le pidió a Isabel que se casara con él y ella pensó que una vez casados lo convencería de su manera de pensar y poner límites mas fuertes a sus hijas, así que aceptó.

Al poco tiempo las hijas de Mario empezaron a tomar las cosas y la ropa de Isabel, no solo no se la pedían, si no la dejaban tirada por toda la casa.  Cuando iban a buscarlas a las fiestas, las hijas nunca estaban a la hora acordada, dejando a Mario e Isabel hasta una hora esperándolas.

 

Los pleitos entre ellos dos fueron cada vez peores y más frecuentes. Isabel no podía entender que Mario no le pusiera un alto a sus hijas y Mario no podía creer que Isabel no entendiera que él tenía que “compensar” a sus hijas por haberse divorciado de su mamá y sentía que ella no lo amaba lo suficiente porque no estaba de acuerdo con él.

El no pensar igual en cuestiones de convivencia y límites como horarios de comida, respeto por las cosas de los demás y cooperación, lleva a crear muchos conflictos en la familia. Es importante aprender a negociar y tomar las mejores decisiones para el bien de todos.

 

amorNOes que yo esté de acuerdo siempre contigo y aún así podemos amarnos.

 

 

Si tu vida se parece a la de Isabel… Yo te pregunto…

 

¿Tú como Isabel te casarías con un hombre divorciado que tiene hijos a su cargo?

 

¿Aceptarías que los hijos tomaran tus pertenecías y sobrepasaran los límites?

 

¿Si no estás de acuerdo con algo, estarías dispuesta a expresarlo y negociarlo?

 

¿Te da miedo hablar con tu pareja de lo que piensas y sientes y prefieres dejar que las cosas sigan su curso, aunque no estés de acuerdo?

 

¿Prefieres ceder en las discusiones, para evitar el conflicto?

 

Recuerda dejarme tus datos que a la brevedad me pondré en contacto contigo.

© 2015 por ANNEE