"Quien no toma a su madre no tiene éxito,

fracasa en todos los planes."

¿Es reparable la relación con la madre?

Los conflictos son necesarios. Muchas relaciones con la madre están bloqueadas porque tenemos expectativas con respecto a esa persona, que va más allá de lo que se puede esperar de un ser humano; y si los padres fueran perfectos, si la madre fuera la ideal, nosotros no seríamos capaces de vivir, no tendríamos la fuerza para vivir.

 

Somos capaces de vivir porque nuestros padres tienen errores. Eso es lo que nos introduce en la verdadera vida, o sea, amamos a nuestros padres así como son, tal cual como son, y así nos volvemos felices.

BERT HELLINGER 

Creador de la Constelaciones Familiares

PW  "MUNDO NUEVO"

 

 En la visión de 

amorNOes

"Revisa tus emociones"

Por: Blanca Cienfuegos

 

¿Qué es Terapia de Contención?

Es restaurar el vínculo primario que por alguna causa se deterioró al nacimiento del niño.

Podemos definir el Vínculo Primario como la prolongación de la...

amorNOes

"Algunas etapas en la vida de las madres"

Por: María Esther

 

Te miras y ves con asombro que has estado tan inmersa en las necesidades de tus hijos, que ya no sabes ni quién eres y mucho menos, hacia dónde va tu vida como mujer. 

Y además...

amorNOes

Por: Guadalupe

Cervantes - Pacheco

I.-   El apego contaminante I.- La codependencia es

contaminante y contraria a la naturaleza de individualidad y...

II.- El apego contaminante II.- Con el apego contaminante

no se puede disfrutar de la vida, sin embargo cuando se toma...

III.- El apego contaminante III.- El peligro más grande del

apego contaminante es creer que la persona suple lo que tú...

amorNOes

¿La mujer?, de pronto me pregunto ¿Realmente la recuerdo? Es increíble la manera en la que el ritmo de vida no deja momento para que ella salga.

6:00am el despertador suena avisándome que debo despertar e iniciar el día, con una segunda alarma 10 minutos después, previniendo si no logré desp

 
"Día de las Madres"
amorNOes

En esta ocasión y aprovechando que es el mes en que se celebran a las madres, me gustaría hacer una reflexión de cómo la mamá provoca que haya machos.


Estamos inmersos en una cultura donde la mamá se sacrifica por todos y esto, ofrece una creencia de que es una buena madre e incluso, socialmente, se recibe mucho reconocimiento y la gente comenta “que buena persona, da todo y no se preocupa por sí misma”. Tal pareciera que abandonarse a sí misma, es una forma admirable de ser.


Todos conocemos a la mamá que prepara los desayunos de sus hijos a pesar de que estos ya son unos adultos de treinta o más años o les anda haciendo tareas que no le corresponden y sólo piden “amor y una licuadora el día de las madres”.
 

Como individuo, la mamá se pone en último lugar y hasta parece miserable consigo misma “que mis hijos estén contentos” “y yo ya veré que hago”, “con verlos felices es suficiente”. Ni siquiera son capaces de pedir un favor a un hijo.


Primero hay que saber que la función de los padres no es hacer personas felices, si no hijos bien educados y que la felicidad es responsabilidad de ellos.


Esto genera también en los hijos una visión devaluada de la mujer ya que tal parece que ellas sólo están para servir y a la mamá, como quiera la respetamos, pero al enfrentarnos en la vida a otras mujeres, las tratamos como si fueran menos o si fueran una propiedad devaluada de otros.
 

amorNOes

La mejor manera de no educar “machos” es enseñarlos a ser responsables y a que respeten a la mujer como alguien igual, y que ellas entiendan que no tiene porque comportarse servilmente.


El amor es compartir y respetarse uno al otro.


Ya quitémonos de la cabeza que las mamás nacieron para servir solamente; también merecen ser servidas por sus seres queridos.


Felicidades mamás, sean muy felices.  Gracias por lo que dan y acuérdense… que también merecen recibir.

 
"REVISAR TUS EMOCIONES PARA PROCREAR HIJOS EMOCIONALMENTE SANOS"
amorNOes

Hola, me  voy a dirigir a ti desde la Terapia de Contención.

 

¿Qué es Terapia de Contención?

Es restaurar el vínculo primario que por alguna causa se deterioró al nacimiento del niño.

Podemos definir el Vínculo Primario como la prolongación de la simbiosis (estar unidos) con la madre después del nacimiento.

 

Esto quiere decir que una vez que ambos cuerpos se han separado después del parto,  el bebé tiene la necesidad de sentir de nuevo la cercanía física de la madre, después del estrés y el miedo sentidos durante el parto, sobre todo, si fueron bruscamente separados como en el caso de nacimiento por cesárea.

 

Algunas causas por las que el vínculo se deteriora son:

EL parto prematuro y el bebé se queda en la incubadora, mamá enferma y no puede estar con él, mamá tiene que irse a trabajar, parto por cesárea, etc.

Cuando decides tener un hijo (va dirigido a todas las mujeres), también tomas en ese momento la responsabilidad de revisar tus emociones y trabajarlas en compañía de un terapeuta, para que cuando nazca, puedas acompañar su crecimiento no sólo físico sino también emocional con la conciencia de qué es lo que necesita y se lo puedas proporcionar. Esto sería lo ideal, si en este momento no puedes acudir a un terapeuta, te sugeriría que valides tus emociones, esto quiere decir que aclares qué sientes: enojo, tristeza, impotencia (no puedes hacer nada en relación a una situación), frustración (las cosas no salen como tú quieres), etc. y te des cuenta que todas tus emociones son valiosas y tienes derecho a sentir lo que sientes. Validar, Respetar y Aceptar tus emociones ya es un buen comienzo.

Durante la gestación, se puede realizar este trabajo con toda tranquilidad, he tenido la oportunidad de preparar a muchas mamás revisando sus emociones, trabajándolas y despejando todas las dudas que surgen debido a tanta información que existe hoy en día, que en muchas ocasiones no tiene una base clara y sobre todo, cuando surge de tantos comentarios tales como:

-  Es mejor una Cesárea para que no te estropees, después de un parto natural quedas toda “floja”.

Esto depende de muchos factores: qué tipo de piel tienes, qué cuidados tienes después del parto con tu panza, si haces ejercicio o no, etc.

 

-  Después del nacimiento de tu bebé es mejor que se quede en el cunero para que tú descanses.

Esta es una idea actual, ¿de qué te recuperas si el parto es una labor natural?

 

-  Es mejor no amamantar porque se te caen las “bubis”. (El amamantar a tu bebé además de que protege a su sistema inmune, te ayuda a que absolutamente todo tu cuerpo regrese a la normalidad, piel, panza, bubis, útero, peso, etc.).

 

-  Es mucho mejor no cargarlo en brazos porque se “embracila” y te toma la medida.

Tu hijo va a necesitar tus brazos y cercanía física cuerpo a cuerpo hasta los 2 años, cuando empieza a caminar. En ese momento no querrá que lo sigas cargando.
 

amorNOes

-  Es mucho mejor traerlo en una carriola que cargarlo.

El traerlo en una carriola, lo aleja de ti y todo lo que hasta aquí se ha expuesto es en relación a la necesidad que tiene tu bebé de estar cerca de ti. Estamos hablando de una necesidad emocional que le dará seguridad y sentido de aceptación.

-  Si hace berrinche, ignóralo(a), no le hagas caso o mándalo a su cuarto y dile “cuando termines  tu berrinche, nos vemos”.

La edad del berrinche es a los 2 años, cuando el niño (a) está en su proceso natural de separación de mamá, ya que había estado “pegado” contigo, en este momento necesita separarse y por eso se enoja, ninguno de nosotros nos separamos de alguien a quien amamos en buen plan, necesitamos enojarnos para poder hacerlo y justo eso está haciendo tu hijo.

 

TODAS ESTAS ASEVERACIONES SON FALSAS.

 

El manejo adecuado del berrinche desde la Terapia de Contención es: CONTENERLO abrazándolo, decirle que es válido enojarse, que lo quieres mucho y  que aún enojado lo amas. Lo sueltas hasta que haya pasado el berrinche. El abrazo de contención es un estilo de vida, que puedes integrarlo en tu día a día).

"En medios culturales en donde no se dispone de un cuarto separado para el bebé, una incubadora y una carriola, los niños y niñas son llevados en rebozos durante sus primeros dos a cuatro años de vida. De  esta forma son abrazados instintivamente, lo quieran o no, a pesar de que a nosotros pueda parecernos una limitación de la libertad. De esta manera los niños pequeños pueden satisfacer una necesidad primaria de enorme importancia… la de VINCULACION, la cual les brinda la posibilidad de experimentar la libertad de expresión de los sentimientos, la empatía y el amor incondicional.

Los dos primeros años de vida son decisivos para el niño, porque EJERCITAR SU CAPACIDAD DE AMAR Y RESOLVER CONFLICTOS MARCARÁ TODA SU VIDA".

Libro “El abrazo que lleva al amor”

 Laura Rincón Gallardo

 

Este libro lo recomiendo ampliamente como libro de cabecera para quienes han decidido tener un hijo. Es el fundamento de la Terapia de Contención.

 

Cuando nace tu bebé entras a una etapa en tu vida llena de felicidad y también se avecina mucho trabajo. Por ello, es muy importante que siempre tengas presente que tu bebé tendrá necesidades no solo físicas sino también emocionales y que si están satisfechas, la felicidad aumenta notablemente porque tu bebé se sentirá AMADO, PROTEGIDO, CONFIADO Y SEGURO.

 

Este tema es muy extenso, recuerda que puedes dejarme tus comentarios, sugerencias o preguntas en el espacio de contacto que a la brevedad te daré una respuesta.

 

Hasta la próxima

 
"Algunas etapas en la vida de las madres”
 
amorNOes

Si nosotras pudimos o quisimos estar cien por ciento al cuidado de nuestros hijos, cuando el último de ellos llega a la edad en que  requiere menos de "nuestra atención" porque ya va a la escuela, se viste y come solo,  llega lo que yo llamo “el primer golpe”,  entramos en la etapa en la que tenemos más tiempo para nosotras y por lo tanto, más tiempo para poder mirarnos y preguntarnos ¿dónde quedó aquella mujer que un día se llamó de “tal manera” y que sin darse cuenta se transformó en “la esposa de…” y "la mamá de…?”

 

Te miras y ves con asombro que has estado tan inmersa en las necesidades de tus hijos, que ya no sabes ni quién eres y mucho menos, hacia dónde va tu vida como mujer.

Aquí afortunadamente a muchas de nosotras nos da “la primer crisis existencial”, perdemos el rumbo y llega nuestra gran primera oportunidad de ir y encontrar respuestas.

 

Después llega el “siguiente golpe”, que en momentos parecerían “golpes bajos”. Se presenta la adolescencia de nuestros hijos, viene con todos sus cambios no sólo fisiológicos, sino con su gran necesidad de separarse de nosotras, haciendo hincapié que ya no está más de acuerdo con lo que somos, hacemos y pensamos, sino que la valía y confianza pasa a sus amigos.

 

Esta es una etapa en la que nosotras como madres tenemos que reforzar nuestra autoestima, mantenernos firmes en nuestras decisiones y límites, pero con toda la inteligencia de entender “que no es exactamente contra nosotras”, que debemos no engancharnos y saber que es la forma en que ellos se empezarán a autoafirmar e ir y descubrir quiénes son y qué quieren y esperan de la vida.

 

Uf ¿difícil verdad?, estar presente pero no tanto, permitir y poner límites, pero sobre todo PODER con el “supuesto odio que nos tienen en ese momento”…  SE DICE FÁCIL.

 

Es muy importante entender que el crecimiento de nuestros hijos muchas veces despierta y activa los asuntos inconclusos que nosotras tenemos de nuestra propia infancia y, que en ocasiones, ponemos sobre sus hombros la difícil e incorrecta tarea de llenar nuestros propios vacíos.

Aquí señoras, es donde inician todavía más “los golpes” de este viaje de ser madres y la oportunidad perfecta de crecimiento personal. La etapa de buscar (si no lo tienes), lo que realmente es para ti, lo que en verdad te apasiona a ti como mujer, como individuo.

 

Buscar con lo que vibras, lo que te emociona, te llena y te da ese impulso ante el cansancio de llevar una casa, educar unos hijos, salir a trabajar.

 

Es el momento indicado para irte INVENTANDO O REINVENTANDO UNA VIDA PROPIA (si todavía no lo has hecho), una vida que empate y camine junto con la vida de tu familia.

 

Porque si te dedicas tanto a sus vidas, te quedas sin fuerzas para vivir la tuya, porque si no tienes “tu vida”, te será mucho más difícil permitirles a ellos que hagan la suya.

Debemos de entender y convencernos, que llega una edad en que pasamos o deberíamos pasar,  a ser “sólo espectadores de la vida de nuestros hijos” y que esta etapa es más llevadera, menos difícil y en momentos menos dolorosa, si nosotras hemos ido resolviendo nuestra propia vida.

 

Si nos hemos hecho cargo de nuestra propia niña, hemos respetado nuestras necesidades, hemos ido en busca de nuestros sueños y nuestra propia realización.

 

Te aseguro que si tus hijos te ven  activa, llena de vida, contenta, haciendo lo que te gusta, ellos se sentirán libres y tranquilos de ir en busca de su propia vida y su propia felicidad.

 

Les dejarás el mayor de los aprendizajes, algo que jamás olvidarán y con lo que también tendrán un motivo para replantearse su propia responsabilidad, el tiempo, esfuerzo y calidad que les dan a sus hijos.

amorNOes

Por todo esto, es que las invito a que se levanten de la butaca del “Teatro de la vida de sus hijos”, dejen de ser sus  espectadoras y se "suban a su  propio escenario”, vivan sus vidas y permitan que ellos, hagan y resuelvan la suya.

 

¡Sí lo sé…!

SE DICE FÁCIL y, las que somos madres sabemos lo difícil y complicado que es... "SIMPLEMENTE SERLO".

amornoes

No olvides pasar siempre por tus filtros lo que lees o escuchas, si no estás de acuerdo o no te da sentido esa información,  no te la quedes, quiere decir que no es para ti.

MADRE  desde donde estés… ¡GRACIAS!

Hoy que veo lo difícil de tu vida, entiendo que me diste “hasta de más”, valoro tu propio crecimiento que hizo que entendieras “mis locuras”, apoyándome, guiándome y a la vez respetando mis decisiones.

 

No estás físicamente, pero estás en mi fuerza, entereza y empuje.

GRACIAS por mostrarme tu “ser mujer y madre”.

GRACIAS por lo que me diste,  pero sobre todo por lo que no me diste, ya que todo esto me ayudó a ser la persona que soy.

 

Hoy y siempre

TU HIJA