amorNOes...
"Celar a mi pareja"
amorNOes

El amor y los celos están íntimamente relacionados, ya que quien ama está pendiente del otro, pero una cosa es estar alerta del otro y otra muy distinta desconfiar.

 

Existen celitos que en pequeñas dosis pueden hasta ser románticos, pero por lo general, causan dolor y pueden lastimar una relación de forma irremediable.

 

El celoso se cree poseedor del otro y a la vez no se siente querido, por lo que a gritos pide ser el único afecto de la pareja, porque los celos no sólo son por la infidelidad, también se dan hacia cualquier persona que el otro sienta afecto incluyendo a su familia, amigos, compañeros de trabajo, la misma profesión o el éxito que pueda tener.

 

Es un sentimiento de ser desplazado si la pareja quiere a otras personas, como si el amor no se pudiera compartir.

Los celos, en contra de lo que podría parecer y de lo que sugieren algunas letras de canciones, argumentos literarios o guiones de películas, no siempre son consecuencia de un gran amor, ni indican cuánto se quiere, se necesita o se desea a la otra persona y, normalmente, quienes padecen  estos ataques de celos son personas muy centradas en sí mismas, queriendo controlar al otro, pero justamente logran lo contrario.

 

"Los celos son malos consejeros" dice el refrán. No desdeñemos su importancia ni dejemos que se nos cuelen como sentimientos normales o que hasta tienen su encanto, por cuanto trasmiten "lo mucho que lo/la  quiero".

En la realidad cotidiana, los celos rompen y enturbian las relaciones, y los individuos celosos acaban disminuyendo, con su posesividad y persecución asfixiante, el gozo y el placer del encuentro, el equilibrio en la pareja, que se basa en la ternura, la comprensión, la tolerancia, la confianza y el respeto a la autonomía del otro.

Por supuesto que existen hechos reales que generan desconfianza y por lo tanto celos, pero hay muchas situaciones en que sentimos celos hasta del perrito de la casa o de los papás de la pareja, como si nuestra pareja nos quisiera menos porque quiere a otros; lo que realmente sentimos es que nos desplazan y ahí no tiene la culpa el otro, es probable que lo aprendimos desde niños.

 

Los celos están anclados en diferentes situaciones:

- Baja autoestima

 

- Dificultad para valorarse a sí mismo

 

- Experiencias infantiles con papás que no tomaban en cuenta al niño o eran demasiado exigentes o críticos y poco sensibles en transmitir amor

 

- Modelos de aprendizaje, en que se daban situaciones de celos

 

Por esto, es importante que no le cobremos a la pareja cosas en las cuales soy yo el responsable de este sentimiento de desplazamiento.

Para ayudar a controlar estas situaciones podríamos hacer lo siguiente:

- Seamos conscientes de que estamos padeciendo los celos sin querernos engañar.

 

- Comuniquemos nuestros sentimientos a la persona cuyo comportamiento ha generado los celos, especificándole claramente las conductas que nos hacen sentirnos celosos.

 

- Hablémosle  con ánimo de pedirle que nos ayude a disipar nuestras dudas. Se trata de saber qué ocurre en realidad y de cotejarlo con nuestra percepción, que perfectamente puede ser errónea.

 

- Si se trata de un pensamiento irracional que estamos alimentando, debemos apoyarnos en la realidad. Nos será más fácil si contamos con la ayuda de la otra parte. Pero no olvidemos también es parte afectada, a la que debemos.

 

- Fortalezcamos el diálogo continuo, la confianza y el contacto amoroso son los mejores instrumentos para superar el desencuentro y los celos.

 

- Aceptémonos más, confiemos en nosotros mismos y trabajemos la seguridad en nosotros mismos, nuestra autoestima.

 

- Si sufrimos un cuadro agudo de celos o nos vemos incapaces de manejarlos por nosotros mismos, busquemos ayuda profesional.

 

-  Y por último, si hay motivo real para nuestros celos, planteemos con realismo la situación a nuestra pareja y armémonos de valor, paciencia y comprensión para superar la situación.

 

 

Casi todo tiene un final, y el amor también puede tener fecha de caducidad, pero que no sea por celos.

RECUERDA amorNOes...

CELAR A MI PAREJA

 

¿Qué otra cosa crees que no se debe hacer por amor?   Nos encantará que nos lo hagas saber, recuerda que tu experiencia nos puede servir a todos.

 

© 2015 por ANNEE