"LA DESPEDIDA"
Laura Especialista
Laura Almazán 

Qué difícil puede ser comprender, que la búsqueda de alguien más no significa que tú estuviste mal o que no eres suficiente.

 

Las cosas pasan y las decepciones surgen, la impotencia de saber que tu vida cambiará y que no depende de ti el que alguien se decida quedar.

No importa que tanto quieras mostrar cada una de tus cualidades y, el esfuerzo para creer que estás cambiando cada una de tus inseguridades por acciones que en tu mente harán que alguien más cambie su manera de pensar y se decida quedar.

Es un proceso de asimilación de la despedida y aceptación, de que no importa tu mente o miedo al cambio, ni tu deseo, ni amor,  la otra persona está decidida y fuera de ti,  de lo que tú eres, con una mente y alma independiente que busca algo diferente.

Sé que no es fácil aceptar que alguien contigo no se quiera quedar, pero más difícil es aceptar que:

” Tu valor no parte de la capacidad que los demás tengan de mirarte”

Tú  no vales por los vacíos o miedos de los demás, ni por su forma de tomar el mundo y la vida.

Tu valor parte de la forma en la que a ti misma te examinas, valoras y reconoces y miras.

La mirada que tú misma colocas en ti, el tiempo que te das para respirar, llorar y asimilar todo lo que el cambio te lastima.

El amor se demuestra con cada una de las acciones que haces, para recuperarte y para llevar tu pensamiento hacia todo aquello que te haga empoderarte, recuperar tu fuerza y  vencer el temor de valerte por tus propias manos y talentos, perder el miedo a las noches en las que tu cama te recordará que ahora depende sólo  de ti el levantarte, comenzar el día y seguir adelante .

La soledad es el mejor recordatorio de que siempre fue así, en realidad aunque acompañada todo en verdad todo, dependía sólo de ti y de la capacidad para compartir y negociar, permanecer, enojar, reír, reconciliar ¿sabes? eso habla de tu capacidad para estar en compañía.

Después de una despedida sólo queda dedicar tu 100 % de energía para recuperarte a ti misma y hacer que todo tu mundo se acomode a una nueva dinámica, estilo y hábitos de vida .

No desperdicies tiempo y energía vital en intentar comprender  por qué alguien se quiso marchar, jamás lo sabrás pero lo único que te puedo asegurar, es que alguien cuando se encuentra en paz, es feliz con lo que tiene y con lo que hay, se llama:

Impecabilidad  la capacidad para realizar acciones virtuosas y congruentes que te hacen disfrutar la vida con lo que se tiene.

Los ángeles dicen: “Busca tú impecabilidad y no enfoques tu pensamiento en lo que hiciste mal para que alguien contigo se quiera quedar”.

“No permitas entregar tu felicidad a la incapacidad de los demás para amar.”

“Medita con la misma intensidad que el grado de tu miedo, dolor y sensación de soledad”

Lo más fuerte es lograr que tu mente se eduque para que no te lleve constantemente a los momentos de dolor, el meditar y hacer que tu ser se llene de lo divino, te hará manifestar en tu pensar , sentir y estar,  la misma energía.

Meditar en Dios es hacer que el vibre y viva dentro de ti, para que sea desde sus ojos y tus ojos la capacidad mara mirar, desde su fuerza tu fuerza para tomar oportunidades y permanecer en meditación cada que te sientas débil, lo que te hará el estado de gracia permanente.

Los ángeles dicen: “¡Cuando menos fe y menos confianza …más reza!”

© 2015 por ANNEE