"LICHA" 

(Poema a una empleada doméstica)

amorNOes

Soy un pedazo de todas, nací entera y al primer respiro que la pobreza me quebró toda.

 

Soy tú, ignorándome y pensando que la verdad se oculta en el maquillaje, en una bolsa rosa repleta de objetos para mi inalcanzables.

 

Soy la indiferencia, la soledad, los hijos solos, el marido ausente, la cama fría, los zapatos tristes.

 

Soy piel viva y alma que respira, mujer entera que todos olvidan sin conocer ni un trozo de mi verdad.

 

Soy mujer valiente, muerta y viva, invisible y sólo en mis sopas la vida me sonríe.

 

Soy roja inquietud sin permiso de creer, desde aquí no retoña la esperanza.

 

Soy madre de hijos que no pari, en tanto a los míos no vi crecer. Extraño misterio que me abraza al amor ajeno.

Soy sólo una estadística más,

¡una simple mujer más!

 

A nadie le importa lo que siento...

 

Nadie vendrá a acariciar mi cabeza que llora,

nadie vendrá a arrullar a mis hijos.

 

Soy semana tras semana

reconocimiento en la ropa limpia

y en el arroz perfecto.

 

Soy otra vez sola, otra vez sin nadie y es que el Dios Madre necesita evolución

dejar atrás el mundo confortable

y poder brindar humanidad

a la mujer que soy.

 

Sólo hay algo más destructivo que el ego individual  y es el ego colectivo.

VIANEY TOLEDO

Nació en la Ciudad de México, una fría mañana de diciembre de 1961, a la corta edad de 8 años, muere su madre y empieza su andar por el helado camino de la sombra, en esa oscura necesidad se afana en presencia, habita entre dos mundos, un padre fantástico, una hermana liberal y los paradigmas calcinantes de un colegio de monjas. 

La madurez la obliga muy de mañana, sale más allá de las coloridas torres de Luis Barragán y el asombro inunda sus ojos ante el mundo de verdad.

 

Estudia odontología encontrando la satisfacción por curar y la fascinación por la estética, a la mitad de sus estudios muere también su padre en un accidente, el horror de la perdida la devasta y la fortalece.

El amor la toca algunas veces y le entrega tres hijos, razones para estar entera.

Su búsqueda es incansable, en el camino se arrodilla en la tierra, estudia las hierbas y se enamora de su magia, conoce sus raíces y se enorgullece de ellas, sabe de herbolaria, de cuentas calendáricas, de piedras que sudan efluvios de copal y canta a los cuatro rumbos.

Comienza pintando, pero se da cuenta que en sus lienzos no le cabía tanto y en sus silencios empieza a escribir ya entrada la tarde, a las 5:20 pm para ser precisos.

Su poesía es provocadora, subyugante, es protesta, erotismo y encuentro, es un llamado profundo, desnuda su propia intimidad pretendiendo despertar al género femenino y así mismo encontrar sentido a su existencia.

© 2015 por ANNEE