amorNOes

"Relaciones contaminantes"

"Llanto tóxico"

I.-  El llanto tóxico I.- Llanto tóxico, así es como titula el doctor Stamateas al tema que junto con...

II.- El llanto tóxico II.- Se trata del llanto manipulador.  Lloran para aplacar o encender el ambiente:  se presenta el conflicto y...

III.- El llanto tóxico III.- El llanto no es solución cuando es la desembocadura de pensamientos irracionales e...

"Llanto tóxico I"

Llanto tóxico, así es como titula el doctor Stamateas al tema que junto con la ansiedad contaminante, completa este módulo de conductas protagonistas, el de la falsedad, el de la figura histriónica y el narcisista.
 
Nos hace bien llorar, así expresamos nuestro dolor.  Oí en una ocasión que las lagrimas limpian el alma.  Nos brinda alivio el llanto.  Sin embargo es necesario vigilar que no sea una respuesta inmediata en toda frustración.  ¿Por qué?  Porque si utilizamos el llanto autocompasivo constante ante una circunstancia negativa, estamos cerrando opciones para actuar con energía.
 
El llanto es el primer llamado de atención que utilizamos.  Nacemos llorando.  El bebito para comunicar su hambre, dolor, sueño, incomodidad utiliza el llanto.  Y luego en la edad adulta, en lugar de cortar o reemplazar el llanto por una conducta efectiva, algunas personas siguen llorando porque es la respuesta automática aprendida. 
 
Es un acto voluntario el llorar.  Esto significa que lo puedes hacer y dejar de hacerlo.

amorNOes

A llorar se aprende.  Muchas personas hipersensibles, cuando niños recibieron la enseñanza de sufrir por todo a través de las advertencias de sus padres:  “La vida es difícil, vas a tener problemas para conseguir lo que quieres, prepárate para sufrir”.

 

Y por supuesto,  se hace algo imposible lograr vivir placenteramente.  Fueron preparados culturalmente para el sufrimiento.
 
Siempre al llanto le precede un pensamiento.  De acuerdo a los pensamientos reímos o lloramos. 
 
Un ejemplo:  El hecho de llorar o no hacerlo ante un féretro, viene del pensamiento que se tiene sobre la muerte...
 
La autoimagen también viene al caso, es por esto que incluyo esta emoción tóxica en los perfiles de personas que buscan protagonismo.

Si una persona se mira a sí mismo no aceptada los demás, necesita presentarse hipersensible, derramando siempre lágrimas “cómo una Magdalena”, para que no duden de que es una buena persona.

 

- “Mira el gusto que me da tú éxito, aquí me tienes llorando por ti”

- “Te quiero tanto, que tu dolor es el mío.  No he parado de llorar”

 

Cuando una persona se percibe como fracasada, incapaz para conseguir sus metas, llorará bajo cualquier situación a partir de su pensamiento porque lo único que aprendió a darse a sí mismo es la autocompasión.

 

- “No puedo creer que me hayan ofrecido este trabajo.  Lloré durante horas cuando lo supe”

- “Me han avisado que no fui elegida para el puesto que deseaba.  He llorado noche y día”.

 

Las conductas anteriores de llanto tóxico cambiará, siempre y cuando cambie el pensamiento anterior a las lágrimas.

"Llanto tóxico II"

Ahora veamos algo sobre los llantos inútiles y los llantos útiles.

 

Llantos tóxicos.  Las lágrimas manipuladoras

Se trata del llanto manipulador.  Lloran para aplacar o encender el ambiente:  se presenta el conflicto y para pronto sale a escena… “La Llorona”.    También las lágrimas son usadas por algunos oradores para “mover” a sus oyentes.  A través de mostrarse víctima de alguna circunstancia busca la compasión para salir ganando simpatía.

El llanto es manipulador, lo aprendimos de pequeños.  El niño llora y recibe lo que demanda.  Pero poco a poco los padres nos enseñamos a distinguir tipos de llanto.  Unos anunciaban, dolor, otros berrinche, unos más, miedo.  Si sólo de pequeños recibimos cuidado y amor cuando estábamos enfermos, continuamos buscando eso mismo, por los mismos medios también de adultos, se recurre a la manipulación del llanto contaminante.

Según afirman, los animales no lloran a excepción de los cocodrilos.  Nada más que sus lagrimas se derraman cuando se traga a su víctima y esta le presiona las glándulas lagrimales.  Por esta razón, como nos pasa con los niños, aprendemos poco a poco cuales son “lagrimas de cocodrilo” y cuales son reales.

amorNOes

Las lágrimas religiosas

En la Edad Media se creía que las lagrimas era un don que había que pedirle a Dios, porque las oraciones se tenían que hacer llorando para que fueran escuchadas.  Posiblemente algunos de nosotros aprendimos esto observando a nuestros mayores como oraban.  Las lágrimas de las monjas que fueron mis maestras, las de mi abuelita, me conmovían, y también observé el llanto al finalizar platicas religiosas que levantaban culpa.

Aunque siempre tuve la duda si no era un llanto manipulador para ganar el papel de ser “la más santa” del grupo.

 

Las lágrimas por todo

¿Conoces a personas que ven películas o telenovelas para llorar?  La asistencia a la película “Titanic” es un ejemplo. Había gente que una y otra vez vio la película para poder llorar cuanto deseaban. 

 

Por cultura la mujer llora más que el hombre porque está asociada a la debilidad.  Y la cultura también nos dice cuándo se debe llorar aunque ese llanto no sirva para nada.

Llanto positivo.-  Llorar por dolor

Es necesario llorar durante un duelo.  Es una expresión por la pérdida que se sufre.  Por el llanto se tiene que sacar el dolor hasta que se consuma. El duelo y el dolor no roban la vida, no te roban la fe, no es cierto que las lagrimas nos quitan la posibilidad de salir adelante, al contrario, el llanto es el desahogo para seguir la vida con un espíritu renovado.

 

Llorar por los cambios trascendentes

Son las lágrimas que derramamos ante un cambio trascendente. En los nacimientos, graduaciones, matrimonio, cuando se encuentra pareja o cuando hay separación.  El llanto sirve como catarsis.

 

Llanto por revelación

Existe un llanto provocado por la revelación de una verdad desconocida.  Cuando “te cae el veinte” o “ves la luz”, al escuchar un pensamiento y tomas conciencia de algo especial para tu vida.

"Llanto tóxico III"

El llanto no es solución cuando es la desembocadura de pensamientos irracionales e inconscientes:  Por ejemplo: Tu madre te gritaba y llorabas amargamente, ahora, cuando alguien grita no puedes contener las lágrimas.  Es necesario encontrar otro tipo de respuestas.  Recuerda que cada persona tiene el control de hacerlo o dejarlo de hacer.

 

Creemos a veces que el llanto nos protege:  “Si lloro, va a dejar de insultarme...”  “Si me ve llorando ya no se va enojar...”

 

“Cuando me ve llorar ya no me niega lo que necesito…”  Para eso se usa el llanto, es la manipulación ante el impedimento de hablar sobre los problemas directamente.

amorNOes

Ya es tiempo que comiences a pensar en lo positivo de la vida, harás que el dolor disminuya y la esperanza se agrande. 

 

Si te hablas negativamente tendrás un día negro, pero si cambias tu diálogo interno empezarás a disfrutar de la vida, y el llanto recurrente irá desapareciendo.  Tienes dentro de ti los pensamientos que desembocan en la risa o en el llanto.  

Es importante priorizar en la vida:  no es lo mismo llorar porque no pasó el carro de la basura a llorar por un diagnóstico médico de una enfermedad grave.  Aunque no lo creas, hay personas que no les es posible ver claramente la diferencia, todo es tragedia en esta vida y piensan que así son vistas como seres humanos responsables.  Se concentran en ver las pequeñeces de la rutina diaria para hacerlas grandes y negativas.  La combinación de la persona negativa con la que usa el llanto contaminante le hace parecer como una “Magdalena eterna”.

Si una persona con estas características no inicia con tenacidad la práctica de mirar su futuro con buenos ojos, su trabajo de “plañidera” no tendrá fin.    Según a donde encamines tus pasos, encontrarás el placer de vivir o un viacrucis que padecer.

 

Tomar consciencia de las conductas que nos limitan es el primer paso y después de darse cuenta, continuar de un paso cada vez.

 

Una forma de malograr el cambio es pensar en hacerlo rápido. 

 

Si tu vida ha sido un “mar de lágrimas,” no podrás cerrar el grifo de tus ojos de un día para otro, pero eso sí, cada vez que seques tu llano tendrás muchas preguntas que hacerte acerca de él.  Y es el momento precisamente donde te harás responsable de tus emociones.

 

Hoy tenemos que estar dispuestos a abrirnos camino.  Si has llegado hasta aquí, es para que traigas el futuro a tu presente, para lograr cambiar tu situación.

Bibliografía

“Ser siendo humano”
Guadalupe Cervantes-Pacheco

 

“Emociones tóxicas”
Eduardo Stamateas
B, S. A.