amorNOes...
"Que tú adivines lo que quiero"
amorNOes

Nuestros padres nos heredaron a casi todos, una creencia de que podemos saber lo que quiere o piensa el otro (mi pareja, sobre todo) y  también  él (ella) debería saberlo ¡si nos conoce tan bien y nos ama!, qué nos gusta, qué pensamos y qué queremos.

 

Lo que necesitamos darnos cuenta, es que somos seres individuales y únicos!!! Por lo tanto, es imposible saber qué quiere el otro, qué piensa y  qué necesita si no lo expresa. Tampoco el otro se enterará de mis pensamientos, deseos y necesidades, si no los digo.

 

Es importante que comuniquemos qué queremos o qué nos gustaría y no esperar a que nos adivinen (en mi cara y gestos) lo que necesitamos. Esta actitud nos evitará decepciones, malos entendidos y ayudará a que nos conozcamos mejor.

amorNOes

La buena comunicación implica que escuchemos lo que dice el otro y comprobemos si lo que escuchamos es lo que quiere decir. A la vez, nosotros debemos expresar lo que queremos y  constatar que él/ella entendió lo que realmente dijimos.

 

Si jugamos a que adivinen lo que necesitamos, podremos sentirnos frustrados e inclusive, poco amados al pensar que no me conoce ni sabe lo que me gusta y necesito.

Pedir directamente lo que necesitamos nos dará más asertividad y satisfacción, aunque  tengamos el riesgo de que el otro no me lo quiera dar, pero eso depende ya de él (ella) y no de nosotros.

 

Aceptar que cuando pedimos podemos tener dos respuestas: sí o no, nos ayudará a poder manejar el resultado y saber que tenemos que aprender a pedir  “donde sí hay”.

 

Otra cosa importante que señalar  y es que, como dice el refrán, “en el pedir, está el dar”.  Necesitamos darnos cuenta “Cómo lo pedimos” para recibir la respuesta que me están dando y, poder modificar mi petición, para lograr obtener un sí.