"Muerte o Trascendencia"

amornoes

Visión de los Ángeles

Por Laura Almazán

Qué difícil es enfrentarse a la muerte de un ser que amas y al cual tendrás que aprender a querer y amar de manera diferente ahora que su cuerpo ya no está, cuánta convivencia, cuántas platicas y rutinas se modificarán.

 

El peso de las creencias con las que tu interior y pensamiento tienen que luchar…
- “El que llora más, es al que más le duele" y, -las malas lenguas dirán que tal vez sea por culpa-,

- “El luto se lleva de negro” y aún a pesar de que este color te deprima, se debe portar como símbolo de perdida y que sea un parteaguas, para que las personas te sigan compadeciendo y recordando cada día y en cada momento, tu pérdida, que creen debes  de ir aceptando con resignación, tristeza y lágrimas.

Los Ángeles dicen:  “NO EXISTE LA PÉRDIDA,  TODO ES CAMBIO Y MOVIMIENTO”.

 

Definitivamente, los conceptos que tenemos de pérdida son por nuestras grandes enseñanzas de apego a todo lo  material, a lo que podemos tocar,  lo cual nos dificulta la asimilación de todo  movimiento y cambio, son estos momentos en los que  notamos, qué tanto dependíamos de alguna persona y el estado real de nuestra independencia y capacidad de supervivencia.

El decidir ahora qué se hará de nuestro tiempo, si algo nos pasa, ¿a quién se lo  contaremos?, la silla que estará vacía, las risas que ya no oiremos, la ausencia, el vacío, la no existencia, la necesidad de saber que están bien, que se fueron sin ninguna preocupación ni pendiente que les impida descansar en paz, millones de preguntas a las que no les encontramos respuesta si nuestro dolor está fundado por una exigencia interna que nos marque que necesitamos seguir haciendo algo por alguien,  que en cuerpo ya no está. Velas que iluminen su  camino,  flores blancas para que guíe su trayecto y agua que lo purifique, misas y demás simbolismos, que nos permitan sentir que estamos haciendo todo lo posible para que los que se fueron, estén bien y, todo esto, en nombre del amor.

¿Qué es lo que nos duele realmente? ¿la muerte como tal o los apegos?. El aprender a enfrentar una nueva realidad y responsabilidades cuando alguien en nuestra vida falta, el obligar a nuestro pensamiento a recordar el pasado que  se disfrutó y que condicionamos a que ahora se convierta en un motivo de sentir tristeza, "qué gran capacidad vamos desarrollamos para obligarnos a sentir dolor".

 

Trascendencia, sólo el paso a otra puerta, un camino nuevo en diferente presencia, energía sutil que nos cuesta trabajo identificar y distinguir, una diferente y singular presencia a la que no nos hemos habituado por completo, sabemos que la energía existe pero no terminamos por acreditar que la energía, es la representación divina en cada una de sus formas y variaciones. 

 

Cualquier teléfono celular tiene la capacidad en la actualidad, de organizar estas partículas suspendidas en la atmósfera para que sin ningún cable de por medio pueda enviar una imagen o un mensaje, el internet y un sinnúmero de tecnología que envía escritos, diseños y más.

 

¿Qué es lo que pasa y cómo lo hacen?, de la misma manera en la que al hablar mucho de alguien hace que te llame, al rezar sentir consuelo, a esto le llamamos en la espiritualidad invocar, que es utilizar la palabra o el decreto para llamar y hacer presente una energía, también conocida como "Ley de la Atracción".

 

Todo aquello que piensas y mencionas lo manifiestas a medida y con la velocidad de tu propia fuerza interna o congruencia.  En momentos, lamentarse y preguntar constantemente el  por qué de las cosas, con el fin oculto de no obtener respuestas y con esto,  fomentar el victimismo que deje por consecuencia una depresión y abandono que nosotros de manera inconsciente provocamos y ocasionamos.

 

El percibir el cambio y movimiento como parte de nuestra vida, es la clave para aligerar cualquier carga, siempre vale la pena probar diferentes formas de pasar las etapas de vida y en este caso hablando de duelos, sería maravilloso que cuando extrañemos a nuestro "ser trascendido", lo hagamos con aquellos recuerdos que nos causen gusto y risa, agradecer su paso y presencia en nuestra vida y tomar cada bello momento como una lección para valorar lo que aún se puede tocar y disfrutar, enfocar tu pensamiento en todas aquellas palabras que en verdad honren en virtud y gozo a ese ser, que al no estar en materia, nos brinda la oportunidad de acercarnos más a la divinidad, cuando se manifiesta  en nuestra forma de vivir, al saber que existe algo más justo como un sentimiento, que aunque no se puede tocar, sabemos que existe porque lo podemos sentir y disfrutar.

Los Ángeles dicen:  amorNOes…  dolor, lagrimas ni sacrificio.

Tenemos un espacio para que nos dejes tus dudas, comentarios, sugerencias o nos hagas saber si podemos apoyarte en algo.

amornoes

© 2015 por ANNEE