"SAL DEL CANSANCIO Y TEDIO"
 
amorNOes

Siempre existirán millones de momentos en los que el cansancio y el tedio inclinen tu concentración en cuestionar todo lo que se encuentra a tu alrededor. Momentos en los que la apatía te lleve a sobrevivir y olvides el signifiacado de vivir, lo más problable es que las sensaciones de carencia afloren y el vacío aumente considerablemente.

LOS ÁNGELES DICEN…

Ancla tu pensamiento y que tu punto de enfoque sea buscar lo correcto para ti, esto siempre es "EL SER FELIZ", si tu pensamiento se distrae de lo que es el amor, rectifica el pensamiento que constantemente se inclina al dolor y sufrimiento y recuerda: si te duele no es para ti, ya no te auto castigues, ya no vayas ahí y, si tu cerebro insiste en este mal hábito de pensamiento…

 

¡REZA! ¡REZA!

 ¡CREA UN DECRETO DE CONEXIÓN, REPITE UN MANTRA! Y…

amorNOes

Educa a tu cerebro a un nuevo estilo de pensamiento y por consecuencia a un hábito de luz que te ayude a recordar aún y muy a pesar de ti mismo, que eres merecedor de rectificar el camino.

 

¿Cómo?

Generando nuevos hábitos de luz, que te den por consecuencia un estilo de vida diferente y más ligero, más cercano a la felicidad. Agradecimiento absoluto de lo que las experiencias te vinieron a recordar de ti mismo y que habías abandonado en algún lugar al esforzarte tanto en que las cosas funcionaran.

LOS ÁNGELES DICEN…

Si te cuesta trabajo no estás conectado directamente con la luz de la facilidad, si no con tu propio bloqueo y creencia de dificultad.

 

Cuando puedas los ojos abrir a una nueva realidad más ligera,  y logres llegar al agradecimiento absoluto, los grandes maestros se irán, un salto cuántico darás y a la siguiente etapa llegarás, donde la misma herramienta tendrás que ocupar, porque este círculo de vida nunca terminará. Los momentos de dolor mucho más rápido pasarán y, los momentos de AMOR Y FELICIDAD serán mucho más prolongados.

 
"Perdonarme y perdonar"
amorNOes

Ya llega la época en que nos ponemos felices y sentimentales porque La Navidad y el Año Nuevo están cerca.

 

Es un tiempo en que volvemos a vivir lo que hemos pasado en nuestra vida: alegrías, viajes, reencuentros, pero también rencores, dolores, traiciones, muertes de personas queridas; en fin es un encuentro con nosotros mismos, nuestras acciones y pensamientos.

 

Hacemos un balance de lo que hemos hecho y algo muy importante, es que podamos hacer un recorrido en nuestros recuerdos para perdonarnos y perdonar.  El perdón no es fácil y no se logra en un solo momento. Es un continuo trabajo para lograr estar en paz con nosotros y con los demás.

El proceso del perdón es de toda una vida.

 

En el caminar de nuestra vida siempre habrá alguien que nos lastime, que nos rechace, que nos abandone y, guardamos odio, rabia, coraje por ello.

 

Es necesario ponernos en contacto con la Luz Divina para lograr que esa amargura y tristeza puedan sanar. Que el perdón se pueda dar completo y sin reservas.

 

Para perdonar, lo importante es no mentirnos y aceptar las cosas como han sido realmente. Reconocer que todos cometemos errores, a veces inconscientes, a veces voluntarios y que todos, sin excepción, somos capaces de hacerlo. Cuando me ponga en contacto con esta verdad, encontraré un modo más sencillo para iniciar la senda del perdón

amorNOes

Tal vez a unos se les hace más fácil perdonar y perdonarse por su naturaleza misma; a otros les cuesta más trabajo.  El perdón a nosotros mismos en nuestras malas decisiones y equivocaciones nos ayudará a empezar a amarnos como somos: imperfectos y siempre perfectibles. La aceptación de ello, nos dará armonía y tranquilidad en nuestra persona.

 

Si realmente hago un ejercicio de perdón con todos los que he permitido que me dañen, y conmigo mismo, por no saber hacerlo de otra manera, será una forma de estar en  paz  para terminar este año.

Cuando lleguemos al fin de año con la conciencia tranquila, el perdón en nuestro corazón y la alegría de vivir el presente, sin recriminaciones, odios, ni expectativas, disfrutaremos más el término de un 2016 y empezaremos un 2017 con un corazón dispuesto a amar y esperar cada instante para vivirlo plenamente, así como se vaya presentando.

 

La iluminación nos llega en el momento presente, en el AHORA, los que lo han logrado han sido los grandes maestros. Es difícil, pero si ellos pudieron, nos pusieron el ejemplo y también nosotros tenemos la capacidad para lograrlo.

 
"Me contaron una historia..."
amorNOes
amorNOes

En otoño del 1988 los Canfield fueron a Tailandia. Cuando llegaron a Bangkok hicieron una excursión a los templos budistas más famosos de la ciudad. Hubo un templo que  dejó una impresión indeleble en sus corazones y mentes. Se llama el Templo del Buda de oro. El templo mismo es muy pequeño, quizá 10 x 10 m. pero al entrar cuentan ellos, “nos quedamos plasmados ante la presencia de un Buda de oro macizo, de casi tres metros y medio de altura“, Pesa más de dos toneladas y media y está valuado en aproximadamente 196 millones de dólares. En una vitrina frente a la estatua hay una gran pieza de arcilla de unos 20 cm de espesor y 30 de ancho. Junto  una hoja escrita a máquina donde relata la historia de aquella magnífica obra de arte.

Sucede que en 1957, un grupo de monjes de un monasterio tenían que trasladar un Buda de arcilla de su templo a una nueva ubicación.  El monasterio iba a establecerse en un nuevo lugar para dejar sitio para la construcción de una carretera que atravesaría Bangkok. Cuando la grúa comenzó a levantar el gigantesco ídolo su peso era tan enorme que se empezó a agrietar. Lo que es más comenzó a llover. El monje principal, preocupado por el daño que pudiera sufrir el Buda sagrado, decidió bajar la estatua al suelo y cubrirla con una gran lona para protegerla de la lluvia.

Esa tarde, el monje fue a  inspeccionar al Buda. Puso su linterna debajo de la lona y cuando la luz llegó a la grieta, vió un pequeño rayo resplandeciente.  Se preguntó si no habría algo debajo de la arcilla. Fue a buscar un cincel y martillo del monasterio y empezó a picar la arcilla. Conforme desprendía a golpes los fragmentos de la arcilla, el pequeño rayo crecía y se hacía más brillante. Transcurrieron muchas horas de trabajo antes de que el monje estuviera frente a frente con el extraordinario Buda de oro macizo.

Los historiadores piensan que varios cientos de años antes del descubrimiento del monje principal, el ejército birmano estaba por invadir Tailandia (en aquel entonces Siam). Los monjes siameses, dándose cuenta de que pronto su país sería atacado, cubrieron su preciado Buda con un recubrimiento de arcilla, a fin de evitar que su tesoro fuera saqueado por los birmanos. Desafortunadamente, parece que los birmanos mataron a todos los monjes siameses y  el bien guardado secreto del Buda de oro permaneció intacto hasta aquel día de 1957 .

 

Reflexiona Jack “Todos somos como el Buda de arcilla, cubiertos de una concha de dureza fabricada de miedo y , sin embargo, debajo de cada uno de nosotros hay un “Buda de oro“, un “Cristo de oro“ o  una “esencia de oro“, que es nuestro verdadero yo. En algún momento, entre los dos y los nueve años de edad, comenzamos a recubrir nuestra “esencia de oro“, nuestro yo natural. Tal como el monje con el cincel y el martillo, nuestra tarea ahora es descubrir una vez más nuestra verdadera esencia“

Y yo le agrego, "Será entonces por lo que cada año celebramos la Navidad con esa nueva invitación a iniciar o continuar la ardua tarea de encontrar a Cristo en nosotros, y con ello nuestra verdadera esencia".

 

Que esta Navidad 2016 sea para ti como para el monje aquella tarde de 1957, una fecha para nunca olvidar.

 

 

De Antonie de Saint-Exupéry

“Y ahora he aquí mi secreto, un secreto muy sencillo: Sólo con el corazón podemos ver correctamente; lo esencial es invisible para los ojos.“

 

 
"Para mi..."
Navidad y Año Nuevo
amorNOes

La Navidad y el Fin de año siempre me han parecido "adormecedores o despertadores de vida", es así como lo vivo.  

 

Como adormecedores es enfrascarme ansiosa y compulsivamente en actividades aceleradas a veces sin ton ni son, para cumplir una agenda social. 

 

Como despertadores es cuando caigo en cuenta que ha pasado un año más y acepto que cada vez pasa más rápido el tiempo, "años de seis meses" me parecen y aceptar que cada año no es un año más si no un año menos.

Un tiempo hecho a la medida para revisar mi objetivo de vida, caer en cuenta de los abrazos que no he dado y los límites que no he puesto.  De revisar los acontecimientos del año y encontrar en cada uno de ellos la lección que la Vida que me dejo. 

 

Momento especial en el que tomo unos segundos para enfocarme en cada parte de mi cuerpo y agradecerles que me han sostenido viva y también, porque no, para pedirles perdón por el abuso que he hecho de ellos.

amorNOes

Te comparto esta experiencia de cada año, en la que retomo mi vida y te deseo que el "despertador" de estas fechas no sea apagado por el "adormecedor" de la rutina.

 
"Qué es ser feliz"
amorNOes

- Reconocer que merezco todo lo bueno. No algo, no un poco, sino, todo lo bueno.

 

- Dejar atrás todos los pensamientos negativos y restrictivos.

 

- Abandonar y olvidar las limitaciones de mis padres.

 

- Dejar de estar atado (a), a los temores o prejuicios de la sociedad actual en la que vivo.

 

- Estar consciente que tus pensamientos nuevos, generan experiencias nuevas.

 

- Sin importar cuáles son tus creencias sobre ti mismo (a) y el mundo, recuerda que sólo son  pensamientos y que los pensamientos  pueden cambiarse.

- Reconocer que en tu mente, tienes libertad total y absoluta.

 

- Moverte en un espacio nuevo de consciencia

 

- Crear pensamientos nuevos sobre ti y sobre tu via.

 

El pasado no lo podemos cambiar, ya sucedió. No obstante podemos cambiar nuestros pensamientos sobre el pasado.

 

Si elegimos creer que somos responsables de nuestras experiencias, de las buenas y de las que llamamos malas, tenemos la oportunidad de curar los  efectos del pasado.

 

Bibliografía

Ámate y Sana tu vida  

Louise L. Hay

Recuerda...

“Tus pensamientos internos, generan tu realidad externa”.

 

En esta navidad y año nuevo, te invito a que des vida a la famosa frase “Año nuevo, vida nueva”

 

PERMÍTETE SER FELIZ, NUNCA ES TARDE PARA  INICIAR.

 
"¿Quedarse en el dolor?"
amorNOes

El mes de diciembre, es sin lugar a dudas, el mes más importante para muchos países y para millones de personas por ser el último mes del año.  Por la magia de las fiestas como:  las posadas, el árbol de navidad, la cena de nochebuena, la navidad (nacimiento de Jesús de Nazaret)  y el 31 de diciembre el último día del año,  la cena de nochevieja. Para mucha gente es el mes de alegría y felicidad; sin embargo, para otras personas es un mes triste por algún acontecimiento doloroso que les sucedió en estas fiestas.

Les contaré una historia: 

Una mujer platicaba que a su padre le encantaba el mes de diciembre, que lo disfrutaba enormemente, que cada año, su padre ponía el 3 de noviembre el árbol de navidad, las luces, arreglos navideños étc. y lo quitaba hasta el 3 de enero del siguiente año.  Que no conocía a nadie que le gustará tanto las fiestas decembrinas, incluso su padre le decía, que si fallecía en diciembre, le pusieran al féretro, una extensión de foquitos de navidad.

 

Su padre murió en diciembre, y por supuesto, no le pusieron la extensión de foquitos y en esa casa se acabo la magia de las fiestas decembrinas. Para su madre y para ella, no había nada que celebrar y esas fechas aparentemente, las tomaban como cualquier fecha.

 

Pasaron 9 años desde la muerte de su padre,  y un día,  su hija de 7 años de edad, le preguntó que por qué no celebraban la navidad en su casa, no ponían árbol de navidad, no había cena de nochebuena como en la casa de sus amiguitas.  Ella le explicó que porque su abuelito (que la niña no conoció), falleció en el mes de diciembre y que para ella era muy triste y doloroso recordar ese mes. Dice que ella observó la carita triste de su hija, y la niña le dijo: esta bien mami, no quiero que te pongas triste. 

En ese momento, la mujer se dio cuenta que no tenía ningún derecho de arrastrar a sus hijos a su dolor.  Se puso  a pensar que si a su padre le gustaba tanto la navidad, por qué dejo de festejarla?, ¿porqué había anulado ese mes de su calendario?

y entendió que porque causaba un gran dolor y sufría viviendo en el pasado, recordando al ser amado que físicamente ya no estaba.

 

El 24 de diciembre a las 14 horas,  dejó a sus hijos con su esposo y salió corriendo a buscar un árbol de navidad, esferas y lo que iba a preparar para la cena.  Sólo encontró un árbol muy pequeño, y un pollo rostizado. 

 

Ese día fue la primera navidad que tuvieron sus hijos. Desde ese día celebran la Navidad.  No fue fácil, para ella existe nostalgia, sin embargo, ahora lo disfruta.

Sus hijos ya son unos jóvenes y hace unos días, su hija le dijo: nunca olvidaré nuestra primer navidad mami, no sabes lo feliz que me sentí esa noche.

 

En el transcurso de nuestras vidas hay acontecimientos felices y dolorosos, sin embargo, no tenemos el derecho de anular lo hermoso de la vida.  ¿Por qué vivir en el pasado?  ¿Por qué seguir sufriendo por la pérdida de un ser amado o de algo que nos causó dolor?

 

Dicen que el dolor es inevitable y el sufrimiento es opcional. Siempre existen dos opciones, uno tiene que decidir cuál queremos tomar cada día.

 

Hay que danzar con la vida, al ritmo que queramos y no perdernos de nada, hay que vivir nuestro aquí y nuestro ahora, vivir el presente, disfrutar cada instante de nuestras vidas y no perdernos en el sufrimiento y en el dolor, y sobre todo no arrastrar con nuestras tristezas a nuestros seres queridos.

 

amorNOes...   "vivir en el pasado, en el futuro o en el sufrimiento y no disfrutar tu presente".

 

 

 

“Esperar duele, olvidar duele, pero el peor de los sufrimientos es no saber qué decisión tomar” 

Paulo Coehlo.

 

“La humanidad vive como si nunca fuera a morir y muere como si nunca hubiese vivido”

Buda.

 

“La vida es realmente sencilla, pero nosotros insistimos en hacerla complicada” 

Confucio.

"Navidad y Fin de año"
 

Soy un título. Haz doble clic para editarme.

¡Estas fiestas navideñas y de  fin de año, son todo un tema!, porque uno siempre se cuestiona,  ¿Qué voy a hacer?   ¿Con quién la voy a pasar?   Igual, si sé dónde voy a estar, pero no quiero  porque es mi familia política y no me siento a gusto. Preferiría estar con mi familia, en fin, hay una gran diversidad de situaciones.

 

Para muchas otras personas,  estas fechas son agradables, porque hay bonitos recuerdos de su infancia o de alguna otra época más cercana, o porque su situación actual los hace sentir felices y plenos.

 

Para otras,  estas fechas, no son tan agradables,  porque están  pasando un momento difícil de vida o porque los recuerdos pueden ser  muy dolorosos, como pérdidas de trabajo o de algún ser querido, etc.

 

Sin embargo cualquiera que sea tu caso, yo hoy te invito a reflexionar, a que mires con otros ojos tu vida, para que puedas ver y agradecer todo lo que hoy SÍ tienes, con quien hoy SÍ  estás y lo que hoy  SÍ  haces.   

 

Haciendo esto puedes dejar de envidiar a esa cuñada, a esa vecina, a tu  propia hermana, o cualquier otra persona.

 

“En muchos momentos de mi vida, yo he renegado, no me ha gustado lo que vivo, lo que hago, con quien estoy, sin embargo he podido darme cuenta, que mi vida, otros pudieran desearla”.

Por eso es tan importante agradecer, porque es cuando puedes ver y valorar lo que realmente eres y tienes, y lo que vives día a día, sea  agradable o no,  eso permite que fluya todo lo bueno que la vida tiene para ti, y recuerda que lo no tan agradable, sirve para crecer y hacerte una mejor persona.

 

Te invito a que observes tu vida con otros ojos, no con tus exigencias, no con la frustración de ver tus retos no alcanzados, no con la desesperanza de ver tus metas no logradas, no enjuiciando o etiquetando a quien está cerca de ti,  porque eso sí hacemos, ver con mucha claridad todo lo que a la otra persona se refiere. 

 

Busca en lo más profundo de ti y con honestidad respóndete, ¿que sí lograste, en dónde avanzaste, qué sí tienes, quién sí eres, con quién sí estás, quién ha estado contigo, a pesar de lo vivido?.  Detente a ver, agradécelo  y avanza,  ve hacia delante y pregúntate qué cambios serían convenientes que hicieras  y hasta donde realmente puedes hacerlos, no qué cambios tengan  que hacer los demás. 

 

Tampoco caer en fantasías y creer que puedes hacer cambios, que en este momento de tu vida no puedes.  Como querer correr, cuando hoy sólo puedes caminar y paso a paso, despacio. Date tu tiempo, no hay prisa.

Ahora puedes  ver todo lo bueno que hay en tu vida, desde algo tan sencillo como un baño con agua caliente, una sopa deliciosa, que puedes caminar, ver, que tienes vida, que tienes salud, que tienes un trabajo, no sé, tantas cosas que parecerían tan normales, tan cotidianas que no alcanzas a verlas ni valorarlas,  ahí detente, con lo que hoy  SÍ hay, lo ves y lo agradeces. 

 

Una vez resuelto eso,  ahora sí enfócate hacia delante,  hacia  tu futuro cercano, que te permita ir haciendo los cambios necesarios, cambios que estén en tus posibilidades de hacer, ve lo que te hace sentir bien,  busca sentirme congruente contigo misma y empieza.  Así se va cimentando tu futuro a mediano y largo plazo.

 

Y después, que crees, vuelve a detenerte, obsérvate y reinvéntate!  Yo siempre he dicho que la vida es de a ratitos, queremos todo permanente,  y eso, es prácticamente imposible.

"Sólo tú..."

Te deseo que construyas las pequeñas alegrías que te llevan a tu felicidad.

Este es un camino que te puede llevar a elegir de qué modo decides brillar o quedarte en la sombra.

 

Al final de tu historia, sólo tú podrás decir "Valió la pena mi existencia..."

 

Estas son algunas de las acciones "sanas" que nutren la vida...

Sonreírle a un niño de la calle, ir a ver a los abuelos, escuchar música, regar tus plantas, etc.

 

La felicidad se encuentra en el camino, no necesitas salir a buscarla.