POEMA
"HABLANDO DE AMOR"

Autor:  Marcial Alejandro

Nuestro amor se ha vuelto fuego

y no quiero que te quemes,

pues igual que yo le temes

a dar todo por el todo.

No es por miedo, sino el modo

de evitar que las cenizas

vuelvan pardas las sonrisas

que brillaron con las llamas,

y más vale que las flamas

se agiganten cuando hay frío

a que el viento o el rocío

nos las vengan a apagar.

 

Aprendamos a jugar

con el fuego sin quemarnos,

y tu y yo vamos a amarnos

en la fragua hasta fundirnos

sin el miedo a consumirnos

al calor de nuestra lumbre,

y que no se haga costumbre,

que sea nuevo cada vez.

 

Si nos vemos cada mes

o nos vemos cada noche,

que no sea nunca un reproche

lo que digan nuestros labios.

Nuestro amor será de sabios,

y la fuerza del instinto

logrará que sea distinto

al camino recorrido

y al camino por correr.

Porque sabes sin saber

lo que soy y lo que he sido,

y ni novio ni marido

me podrás llamar jamás,

tal vez yo soy algo más.

 

No por mucho, no me midas

que sé que lo que me pidas

con amor te lo daré.

Que sin él no te doy nada,

y me iré de madrugada,

cuando amor, fuego y todo esto

para ti no esté dispuesto.

Y por hoy a cada instante

te amaré como un amante.

Como niño, mi ternura

jugará con tu cintura,

con tu vientre, con tu piel,

y jamás te seré fiel

como lo es aquel marido

que al amor lo tiene unido

una firma y una cruz,

tras mis sombras hay más luz.

No por eso soy mejor

ni me siento más honrado,

sólo sé que yo te he amado

como se ama a una mujer.

© 2015 por ANNEE