que tú permitas que revise tu teléfono

En la visión de...

 
amorNOes...

que tú permitas que revise tu teléfono

Por Andrea Gómez

La confianza es una de las grandes claves de las relaciones humanas. Para que una relación de cualquier tipo funcione a lo largo del tiempo, se requiere de confianza.

 

El teléfono, que hasta hace algunas décadas no existía como lo conocemos ahora, se ha vuelto una parte muy privada de nuestra vida. Llevamos generalmente los números de teléfonos de nuestra familia, fotografías de nuestros seres queridos, alguna citas y eventos importantes; así que el teléfono se ha transformado en un espacio íntimo de las personas.

 

De hecho ahora, como algo muy nuevo, se han establecido protocolos acerca del teléfono, por ejemplo: cuándo es correcto sacar el teléfono en una comida, cuándo atender una llamada y cuándo no; si el teléfono debe de ir sobre la mesa o guardado en la bolsa. Todos estos nuevos protocolos, se han tenido que desarrollar debido a la gran importancia que ha tomado el teléfono en nuestra vida diaria.

Es importante saber que cuando llamamos a algo espacio privado, significa que solamente tú tienes derecho a revisarlo, como son tus cajones, tu bolsa, tu portafolio, tu cartera o tu teléfono. Es importante que sepas que es igual de irrespetuoso abrir la bolsa de una mujer, espiar la cartera de un hombre o tomar el teléfono de alguien y revisar sus llamadas, mensajes o fotos, ya sea que tú los revises o que te los revisen a ti. Nadie tiene derecho a tomar tu teléfono ni a hacer lo anterior, ya que es considerado una invasión a tu privacidad.

 

Tampoco es verdad que si tú le prestas a alguien tu teléfono para que lo revise es señal de confianza, en realidad, esto es un gran problema a largo plazo ya que después la otra persona podrá sentirse con el derecho de tomarlo y revisarlo.

 

Definitivamente esto se volverá un tema de conflicto para ti; habrá muchos momentos en los que tú sientas que lo que llevas en el teléfono es tuyo, privado y que nadie tiene derecho a revisarlo.

 

Detrás de esta actitud puede existir una gran inseguridad. Esto no justifica que alguien espíe tu teléfono, pero sabiendo la motivación que lleva a muchas personas a hacerlo, puede ayudarte a entender el porqué de su actitud.

 

Recuerda poner las reglas claras en cualquiera de tus relaciones personales, ya sea con tus papás, con tus hermanos, con tu pareja o con tus amigos. También recuerda que tú no tienes derecho a revisar el teléfono de nadie más y establece esta regla como un principio de respeto y privacidad.

 

amorNOes... que tú permitas que yo revise tu teléfono, ni que yo permita que tú revises el mío.

 

El amor siempre estará basado en la confianza y el respeto, el cual incluye también, los espacios privados de cada quien.

 

¿Sabías que?…

-  ¿En una comida es recomendable avisarle con anticipación  a la persona con la que estás que recibirás una llamada importante que tendrás que responder?

 

-  ¿No es recomendable alargar demasiado una llamada, ya que el tiempo en el celular debe ser breve y, la comunicación, clara y concisa?.

 

-  ¿Se considera una falta de respeto estar checando mensajes en medio de una conversación?.

 

-  ¿El tono de voz debe ser moderado en un espacio público para que no todos se enteren de tu conversación?.

 

Y recuerda, nunca manejes atendiendo tu teléfono.

 

Déjame tus comentarios, sugerencias o preguntas en el espacio de contacto y te responderé lo más pronto posible.

 
amorNOes...

que tú permitas que revise tu teléfono

amorNOes

Justo en esta fase es donde podemos confundirnos y creer que si “permitimos que revise nuestro teléfono” va a estar mejor con nosotros. Esto no es así, ya que tiene un trasfondo de inseguridad que no tiene nada que ver con el amor.

 

amorNOes... que yo permita que revises mi teléfono y que tú permitas que yo revise el tuyo.

 

Recuerda que si gustas puedes dejarme tus comentarios, sugerencias o preguntas en el espacio de contacto y te responderé lo más pronto posible.

Cuando inicias una relación de pareja, parte de lo básico que habría de estar claros y bien entendidos, son algunos conceptos entre los cuales se encuentra LA CONFIANZA.

 

Si no confías en tu pareja y él o ella no confía en ti, esta relación no tiene muy buen augurio, ¿para qué entonces estarían en pareja?

 

La desconfianza lastima a la persona de la cual desconfías y está basada, en la mayoría de las veces, en inseguridad personal. El revisar el teléfono de tu pareja es una invasión a su privacidad, una falta de respeto y una absoluta inseguridad en ti mismo.

 

“Durante la fase de seducción, el compañero(a) es idealizado y presentamos nuestra mejor imagen a fin de conquistar a este potencial compañero(a). Nos ajustamos a las expectativas del otro para asegurarnos su amor. Nos ponemos nuestra mejor ropa, prestamos atención al más mínimo detalle, nos esforzamos por hablar bien. Somos súper atentos(as). Hacemos todo para no desilusionarlo(a).”

 

Del libro

“Peleas de pareja”

Yvon Dallaire

© 2015 por ANNEE