amorNOes

que yo a todo te diga que sí

En la visión de...

Carlos Especialista
Isabel Especialista
Paulina Especialista
 
amorNOes...

que yo a todo te diga que sí

Carlos Especialista

Una de las situaciones más difíciles de resolver en las relaciones de pareja es la manipulación. La mayoría de las personas tienen la creencia que amar es complacer  incondicionalmente al otro y es muy fácil caer en ese error.

 

Cuando comienza una relación, él y ella buscan agradar, mostrar su mejor parte y complacer y en ello no hay nada de malo, siempre y cuando se haga con la libertad de querer hacerlo y cuando hacerlo, sin crear una costumbre que los lleve al abuso.

 

El aceptar a alguien para compartir tu vida es sólo eso, compartir tu vida. Este compromiso no implica renunciar a tus gustos, tu libertad de elegir sobre cómo utilizar tu tiempo, qué decisiones tomar o simplemente dejar de ser como a ti te gusta  para darle más importancia a la vida de alguien más.

 

 

amorNOes

Se dice que entregarse al 100 % a tu pareja es un proyecto perfecto para ser felices juntos, aúnque hay que recordar que siempre habrá diferencias que  resolver, por ello, te recomiendo que día con día reafirmes lo que más te gusta de ti y que sólo tú y nadie más, te puedes dar. Es importante que sepas que tu belleza y tus logros sólo te los debes a ti.

 

Si tu pareja respeta la libertad que tú necesitas sobre tus preferencias y tu decisión de decir NO cuando así lo deseas, sabrás que tu relación tendrá un futuro más óptimo, si no, date la oportunidad de decirle lo mucho que te quieres a ti misma y del derecho que ambos tienen a ser totalmente libres de elegir aun estando juntos.

En las relaciones duraderas siempre habrá etapas de negociación y cuando hay voluntad de ceder  habrá más probabilidad de tener éxito como pareja.

 

Recuerda que  amorNOes, es el sitio donde lo más importante eres tú, siempre estamos contigo para apoyarte  en la búsqueda de ti misma.

 

Déjanos tus dudas, sugerencia, comentarios. Cuéntanos tu historia y a la brevedad nos contactaremos contigo.

 
amorNOes...

que yo a todo te diga que sí

Isabel Especialista

La sociedad en la que vivimos nos lleva a crecer sin auto-estima ya que desde niños tanto nuestros padres como los adultos que estuvieron a nuestro cargo, no nos permitieron ser nosotros mismos. Si esto lo unimos  a que  todo ser humando necesita  ser aceptado, por darle gusto a los demás,  aprendemos a no hacer caso de lo que sentimos y queremos… Por lo tanto  para llenar nuestras carencias, decimos cuando queremos decir que NO.

 

El hacer esto es una falta de amor a nosotros mismos ya que no ponemos límites  y le damos al otro el poder de nuestra vida, dejando que los demás decidan qué hacemos o qué no.  El hacer algo que no queremos, nos da sentimiento de enojo, frustración y descontento y nos volvemos víctimas;  “ Yo tan bueno, que hice lo que tu querías y tú como me pagas”… “Si no me hubieras pedido hacer esto, no hubiera fracasado”. “Me siento muy enojado porque me obligaste a venir”.

 

¿Qué actitudes me hacen caer en cuenta que lo dicho anteriormente lo estoy viviendo?

-¿Me visto como a mi esposo(a) o a mi mamá/papá le gusta?

 

-¿Acepto ir todas las navidades a casa de mi familia política?

 

-¿Cuándo estoy enojado(a) como sin parar?

 

-¿Estudié la carrera que mis padres eligieron?

 

-Cuando tengo una nueva relación y me invita ¿cambio todos mis planes y horarios para ajustarme a los de esa persona?

 

-¿Negocio ir a un espectáculo o simplemente acepto lo que los otros quieren?

 

-¿Acepto todas las condiciones en mi trabajo aunque sean desfavorables en horario, salarios etc. y vayan en mi contra?

amorNOes

Si tu respuesta es afirmativa en estas y otras situaciones en las que aunque quieras decir que NO dices que SI es resultado de

 

“VIVIR PARA LO QUE EL OTRO QUIERE Y NECESITA, SIN DARTE CUENTA QUE:   

 

amorNOes...  que yo a todo te diga que sí.

 

 

 

 

¡Hola! Aquí encontrarás actitudes en relaciones reales, reflexiones, cuentos o simplemente frases  que tienen que ver con los diferentes tipos de violencia: física, económica, sexual, emocional  y también algunos otros temas que iré mencionando según sea el caso.            

Paulina Especialista

FABIÁN:

Fabián es un hombre prepotente, manipulador y cuando toma (alcohol) se vuelve muy violento, avienta objetos, rompe puertas, dice cosas hirientes y ha llegado a golpear a Estela.

 

ESTELA:

Estela a todo lo dice que sí, aunque no esté de acuerdo o no quiera hacer algo, dice hacer lo que el quiere “para evitar problemas” que es un decir, porque al no enfrentarlos se hacen más y más grandes. Estela vive con mucho miedo, enojada, pero no le dice a Fabián nada por el gran miedo que le tiene.

 

amorNOes... que yo a todo te diga que sí.

 

Aquí lo importante es, ver que Estela por el miedo que tiene a las reacciones tan violentas de Fabián, prefiere ceder, según ella para evitar conflictos, sin darse cuenta que los conflictos se van a seguir dando, cada vez más y cada vez con mayor intensidad será la violencia, porque ella lo permite, es importante que ella vaya superando su miedo y pueda lograr ver qué es lo que ella está dispuesta a vivir y qué no, también pudiendo poner los límites necesarios.

SOBREPONIÉNDOME AL MIEDO:

 

En la primera reunión, los miembros más sabios y antiguos del grupo hablaron de límites.  Ellos repetían que "los límites eran para mí".  No obstante yo escuchaba, “los límites lo controlarán”, ¿No era eso lo que yo había tratado de hacer?  ¿No se supone que para eso estaba yo ahí?. Para controlarlo. Porque eso era lo que yo quería.

 

Las respuestas no llegaron esa primera noche en Familias Anónimas, porque no estaba lista todavía.  Todavía creía que yo podía cambiar a mi ser amado, que podía controlarlo. A las pocas reuniones estuve en otro estado mental y finalmente estuve preparada para escuchar lo que otros miembros trataron con tanta paciencia de compartirme.  Los límites eran verdaderamente para mí, eran para saber con qué estaba dispuesta a vivir y con qué no.  Efectivamente, la situación no sería fácil.  Eso es el cambio, nuestra respuesta a la incomodidad del dolor.  Sin embargo, lo que escuchaba tenía sentido: “Nada cambia, si nada cambia”. No había nada que perder al poner algunos límites, con consecuencias apropiadas, que pudiera hacer cumplir.

 

 

Una vez que fui capaz de mantener los límites impuestos, la transformación de la dinámica en nuestras relaciones fue sorprendente.  Esto no significó que las cosas se calmaron y le bajó al alcohol y a la violencia.  Pero si fue su primera oportunidad para experimentar las consecuencias lógicas y naturales de sus actos y elecciones.  Si se enfurecía, empezaba a destruir cosas en la casa o amenazaba con suicidarse. Llamaba a la policía y las puertas se cerraban.  No establecí los límites para molestarlo, pero no estaba dispuesta a cambiarlos porque él se molestaba.

 

Conforme continué asistiendo a mis reuniones, aprendí innumerables cosas sobre los límites.  Cosas que sólo cobran sentido en retrospectiva, tales como, “los adictos no nos creen”. ¡Claro que no nos creen! ¿Porqué deberían hacerlo? ¡Después de todo, no cedí ante sus manipulaciones y su rabia muchas veces?

 

Fui un títere y él sabía como hacerme bailar.  Pero quiero decirles, que la expresión de su cara no tuvo precio cuando se dio cuenta de que las cosas estaban cambiando y que yo no cedería nuevamente.  Fue gracias a que mantuve firmes mis límites, lo que permitió que decidiera entrar a un programa de recuperación de largo plazo.  Hoy en día él trabaja en su programa por él mismo. El confiesa que de no haber sido por los límites, con seguridad hubiera podido matar a alguien.

 

Del libro

“Estableciendo límites… Un acto de amor”

Familias Anónimas

amornoes

Recuerda que aquí tienes un espacio en donde puedes dejarnos tus dudas, sugerencias, preguntas y que a la brevedad nos pondremos en contacto contigo

amorNOes
amorNOes