Artículo Especial
 
"REFLEXIÓN: MIS 33 AÑOS DE CASADA"
amornoes

Comparto algunas herramientas que considero importantes y que seguramente me quedaré corta en la lista, pero es lo que en este momento se me viene a la mente, así como un tip muy personal, que me ha funcionado para querer seguir estando en esta bella relación, que también incluye dos maravillosos hijos, que a su vez, ellos han ido creciendo, tanto en su parte humana, psicológica, como espiritual.

 

Evidentemente, como casi todas las parejas, nos casamos muy enamorados. A esto se le llama enamoramiento, es cuando ves a tu pareja y sientes que se te sale el corazón, sientes que no necesitas a nadie más, lo ves ideal y  decimos “siento mariposas en el estómago”.

 

Pues bien, luego me casé y después de un tiempo (varía en cada persona), vino “esa etapa” en la que la mayoría decimos… “me lo cambiaron”.  Ahora sé que no es así, que siempre fuimos los mismos, pero que en la etapa del enamoramiento no pudimos vernos en realidad. Después vino la siguiente fase, cuando decidimos seguir adelante o no, esta es la etapa del  “Amor de Voluntad” y es el camino en el que el matrimonio empieza a crecer o a deteriorarse.

En todos estos años de casada, me he dado cuenta que para que una relación perdure es necesario tener:

 

ADMIRACIÓN: Para mí y para mi esposo, lo digo porque lo hemos platicado, ha sido importante este tema.  Siempre hay algo que le podamos admirar al otro y el otro puede admirar algo en nosotros.  Yo a él le admiro, principalmente su nobleza, su gran fortaleza, el que no se rinde fácil, siempre le digo “eres todo un soldado”.

 

AMISTAD: Para los dos, ha sido muy importante esta herramienta, hemos estado sentados platicando, después de un desayuno, solos durante más de 4 ó 5 horas, tomando café, a veces un vinito, hablando de nuestros planes, nuestros aciertos, nuestra necesidad de cambiar nuestro rumbo, sueños, etc. y siempre disfrutándolo mucho.

 

ACEPTACIÓN: Tenemos una parte que le llamamos temperamento, es nuestra esencia, otro carácter.  El carácter es moldeable y es cuando podemos, después del diálogo y llegando al entendimiento, decidir hacer algún cambió por el bien de nuestra relación.  Pero la esencia no es tema a tratar, es muy difícil cambiar la esencia, se podrá controlar,  moldear, aquí más bien, lo que procede y es mi muy personal punto de vista,  es aceptar a la persona, con ese “detallito” con el cual poco podemos. Y tratar nosotros de ver qué puedo hacer yo con eso. Como nuestra pareja tendrá que ver cómo puede sobrellevar “ese detallito” nuestro.

 

PERDÓN: Como dicen por ahí “nadie es perfecto”, sin embargo, hay momentos que eso esperamos de nuestra pareja, o bien eso espera de nosotros.  No hay manera. Nos equivocamos y mucho en decir lo que no queríamos decir, en reaccionar como no queríamos reaccionar, en hacer lo que nunca hubiéramos querido hacer y menos si lo lastimamos o él nos lastima a nosotros.  El perdón es todo un tema, no me voy a ampliar mucho, pero si entendemos que perdonar es hacernos el bien a nosotros mismos, dejar de permitir que nuestra esencia se corroa y nos lleve a arrepentirnos mucho de nuestras acciones debido a nuestros pensamientos tan contaminados y que  en ocasiones es permitir que mi corazón  se libere y pueda encontrar generosidad, bondad, entendimiento, etc., darle la vuelta a la página y seguir adelante.

 

Puedo decir muchísimas más herramientas, amor, respeto, comunicación, etc., será en otro momento. Hoy me quedo hasta aquí.

 

Ahora bien TE DEJO UN TIP, es un pensamiento que no sé si es personal, lo oí, leí, aprendí, pero me ha funcionado.

 

Cuando él está siendo una  persona poco agradable, indiferente a nuestra relación, ausente en ella, o eso que a veces ponemos en una simple frase “hoy no me soporta”, lo que yo hago es llevar mi pensamiento a revisar mi autoestima, lo importante que soy para mí, revisar todo lo que hago bien, en pocas palabras reforzarme con mis buenos pensamientos hacia mí misma, con el fin de esperar que llegue el momento adecuado para hablar, o bien pasar ese momento porque a veces ni siquiera es personal.  

 

Vienen otros: Cuando es al revés, cuando yo siento “que este mundo no me merece” en pocas palabras, por supuesto menos él.  Ahí recurro a los pensamientos, que me llevan a valorarlo como persona, como hombre, esposo, padre, y me doy cuenta que estoy con la persona más valiosa, que tengo mucho que agradecerle, que me ama a pesar de mis ratos poco agradables, mi actitud cambia, y seguimos adelante.

 

Me gustaría aclarar, que como toda pareja, hemos tenido crisis muy severas, hemos pasado por pérdidas de seres queridos, hemos tenido pérdidas de trabajo, cambios de residencia, compartir con nuestros hijos su propio crecimiento, que eso abarca muchas épocas, alegrías, preocupaciones, etc. y muchas cosas más que pasamos los matrimonios o bien relaciones de pareja.

 

Todo esto, no sin antes mencionar, que somos una pareja que constantemente estamos buscando ser mejores como personas, como padres, como matrimonio, en la búsqueda del bien común. Para ello hemos recurrido a terapias, a veces individuales, a veces de pareja e inclusive de familia.  También hemos cultivado nuestra parte espiritual, buscando cuál es nuestro propio sentido de vida asistiendo a retiros espirituales donde aprendimos a dejar entrar a Dios en nuestras vidas.

Febrero mes del amor, que coincide con el mes de nuestro aniversario de 33 años de casados.

 

Después de esta reflexión, no me queda más que agradecer a Dios, a la vida,  a mis grandiosos padres y hermanos, a mi amado esposo y a mis adorados hijos, a mis queridísimos amigos, terapeutas, en fin, a toda aquella  persona que ayudó a que nuestra vida HOY SEA MEJOR.

amornoes

No dudes en dejarnos tus datos con tus dudas, sugerencias o preguntas que a la brevedad nos pondremos en contacto contigo.