que yo permita que tú decidas con quién salgo

En la visión de...

amornoes
amornoes
amornoes

Artículos

 

Ella siguió… 

“En un minuto visualicé mi futuro al lado de ese hombre  que decía amarme y lo que ví no me gustó…   Me hice muchas preguntas, fui a Terapia y pude darme cuenta que iba a pasar a ser una marioneta a su lado, que si yo permitía hoy que él escogiera a mis amistades, después iba a controlarme en otras cosas, que eso no es lo que quería en mi vida. Aprendí a valorarme, amarame, respetarme y he ido superando mi miedo a estar sola, tuve que hacerme fuerte para poder con el “qué dirán” y así he podido poco a poco ir tomando mis propias decisiones”.

 

Después de escuchar su claridad, no tuve más que felicitarla porque en efecto;  en muchas ocasiones  por miedo a  quedarse sola (o),  que el otro se enoje,  a lo que la demás gente piense, etc.,  el que está más vulnerable va cediendo a las exigencias del otro,  hasta llegar a dudar no sólo de lo que la persona quiere, si no también de quién es.

 

Recuerda que tenemos un espacio donde puedes hacernos preguntas, dejarnos tus dudas, sugerencias y que…

 

amorNOes  que tú permitas que el otro decida con quién sales.

 

 

amorNOes

que yo permita que tú decidas con quién salgo

 

                     

                    Por:  Elva Escudero

 

 

Les contaré una breve historia:

 

Conocí a una pareja próxima a casarse y aunque él era 15 años mayor que ella, la relación parecía que funcionaba muy bien con todo y la diferencia de edades.  Sus amistades les auguraban una felicidad eterna  por lo que se sorprendieron mucho cuando un mes antes de la boda ella la canceló.

 

Cuando platiqué con ella y le pregunté qué había pasado, me dijo  que…

“Eramos la pareja perfecta porque yo a todo le decía que sí. Por querer darle gusto y que no tuvieramos problemas, dejé que él decidiera todo en nuestra relación, desde a dónde y con quién salíamos, dónde ibamos a vivir, hasta los zapatos que me iba a poner.  Exactamente un mes antes de nuestra boda habló conmigo para decirme que no le gustaban las amistades que tenía y que él decidiría con cuáles sí podía salir y con cuáles no. Yo le dije que no estaba de acuerdo, a lo que me contestó que él tenía la experiencia y que yo era muy joven para tomar las decisiones correctas.

amornoes
 

amorNOes

que yo permita que tú decidas con quién salgo

 

                 Por Ma. Carmen Rodarte

 

 

Muchas veces en una relación de pareja existen los desacuerdos de tener como amigo(a) a cierta persona porque “me cae mal” y, cada vez que está en juego el salir con él (ella) o invitarlo(a), hay discusión y pleito.

 

No tengo porque  sentirme bien en compañía de todas las personas. Algunas veces preferiré ir solo(a) con ciertos grupos de amigos, porque sé que no la pasará bien mi compañero(a) en ese lugar y por consiguiente, yo tampoco.

 

La comunicación es básica en todos los conflictos y desacuerdos de la pareja. El aprender a expresar y escuchar lo que decimos, sin interpretación, nos puede ayudar a clarificar nuestras diferencias y aceptarlas.

amornoes

La aceptación de las características del otro, nos lleva a respetar que pueda opinar, pensar y sentir diferente a mí y, por lo tanto, no obligarlo a convivir con alguien que no quiere. Por supuesto, al yo entender y respetar su manera de ser, le pediré que respete mi elección de amistades entre otras cosas.  

 

Muchas veces la inseguridad me hace no sentirme bien en compañía de ciertas personas, ya sea porque no tengo plena confianza en el amor de él (ella) o porque soy alguien que no se reconoce a sí mismo(a) como valioso.

Si yo como pareja le doy la seguridad de que tiene un lugar especial en mi corazón y en mi vida, ayudaré a que sea menos difícil el que podamos convivir con diferentes amigos en ocasiones juntos y, en otras, cada uno por su lado.

 

Nacemos seres sociales y es importante que esta característica del ser humano, no perjudique mi relación de pareja.

 

Hablemos de lo que pensamos y sentimos, ¡Vale la pena atreverse!

 

Si tienes una opinión o comentario que quieras hacer al respecto, estoy abierta a escucharte, entra a contacto y no dudes en dejarnos tus datos.

 

 

¡Hola! Aquí encontrarán historias reales, con reflexiones, cuentos o simplemente frases, que tienen que ver con la violencia, alcoholismo, maltrato y otros temas que iré mencionando, según sea el caso.

 

                Por Paulina Rébora

 

 

Hoy les voy a platicar de Yolanda y Armando...

 

Yolanda y Armando eran novios y estaban por casarse.  Yolanda vivía en casa de una de sus hermanas porque su familia era de otra ciudad.  La hermana de Yolanda estaba divorciada y tenía dos hijos.  Muchos fines de semana se iba con amigos y, como Yolanda vivía en su casa, se sentía con el derecho de exigirle que se quedara a cuidar a sus hijos,  por lo que no podían salir Yolanda y Armando, situación que le molestaba mucho a él.

 

A Armando, la hermana de Yolanda no le caía bien, decía que dudaba de su integridad moral y eso provocaba problemas entre Yolanda y él. Ella se ponía a favor de  su hermana y él terminaba diciendo que la defendía porque era igual a ella, palabras que herían profundamente a Yolanda; ellos acababan peleando y Armando se iba  enojado. Después se disculpaba, ella lo perdonaba y todo volvía a la normalidad.

amornoes

Yolanda y Armando se casaron; viven muy contentos y felices ellos dos solos, arreglando su casita con mucha ilusión y saliendo con mucha libertad a donde quieren. Los pleito han sido cada vez menos frecuentes.

 

Un día Yolanda le dice a Armando que quiere hacer una reunión e invitar a la familia de él y a su hermana con sus sobrinos, a lo cual Armando dice que no, alegando que él no está de acuerdo que su hermana vaya a su casa, porque no le parece una persona decente.  Esto entristece mucho a Yolanda, se enojan, pelean  y se cancela el plan.

 

Como Yolanda no logra que Armando acepte que invite a su hermana, decide invitarla sin avisarle y piensa que así a él no le va a quedar más remedio que aceptar su decisión.  Pero para la sorpresa de Yolanda, cuando Armando llega de su trabajo y se encuentra con su hermana, se porta muy poco amable, diciendo que viene muy cansado y se encierra en su recámara. Yolanda lo busca para tratar de suavizar la situación y Armando muy alterado le dice que es la última vez que quiere ver a esa persona en su casa, porque él cree que no es una buena influencia para ella.

 

Amor NO es que yo permita que tú decidas con quien salgo.

 

"Hablar de lo bueno y lo malo es examinar las dos caras de la moneda. Y es una sola la moneda, una sola la dualidad. Cuando aceptas que una moneda es sólo eso, entonces sabrás cual es la diferencia.

¿Qué es odio, sino amor no aprendido?

¿Y qué es una mentira, sino una tergiversación de la verdad?

Más todos tienen una historia que contar de lo que es y no es la vida para ellos.

 

¿Quién actúa entonces bien y quién mal? La verdad es relativa a los ojos del observador. Lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, son extremos de juicio en la mente. Nadie es verdaderamente valioso o suficientemente sabio como para ser el juez de los demás.

 

Lo bueno y lo malo son fruto de una mente que tiende a polarizar y no la amorosa observación de la vida tal como es.  Sólo en la mente puede llegar a existir algo inferior a la perfección de la vida.  En el corazón de la vida sólo hay amor".

 

Oraciones para Sanar de John Columbus Taylor.

 

Si tu vida se parece a la de Yolanda y Armando…   yo te pregunto:

 

Como Yolanda….

¿Estarías dispuesta a que tu pareja te impidiera ver a tu familia?

¿Qué podrías hacer para ver a tu familia, si a tu pareja no le parece que la veas?

 

Como Armando….

¿Te sientes con el derecho e integridad moral de poder enjuiciar a cualquier persona? ¿Y prohibir a tu pareja que no la vea?

¿Podrías llegar a un acuerdo con tu pareja para que se sientan en la libertad de invitar a sus familias?

 

Recuerda entrar a contacto y dejarme tus comentarios, dudas o sugerencias, que a la brevedad con gusto te responderé.

 

© 2015 por ANNEE