"Igualdad de género"
amorNOes

La igualdad de género supone que los diferentes comportamientos, aspiraciones y necesidades de las mujeres y los hombres se consideren, valoren y promuevan de igual manera.

 

Ello no significa que mujeres y hombres deban convertirse en iguales, sino que, sus derechos, responsabilidades y oportunidades no dependan de si han nacido hombres o mujeres.

 

La igualdad de género implica que todos los seres humanos; hombres y mujeres, son libres para desarrollar sus capacidades como personas y para tomar decisiones. 

 

Es cierto que a lo largo de la historia se ha considerado a la mujer como alguien menos capaz y que sus posibilidades de destacar en diferentes ámbitos son limitadas, ideas que se han ido  desvaneciendo y poco a poco van quedando en el pasado.

 

Por muchos años la sociedad mexicana se ha caracterizado por tener una cultura “machista”, donde el género masculino se concebía como superior al femenino, por lo que todas aquellas actividades que se consideraban como parte de la naturaleza femenina o exclusiva de las mujeres eran relegadas al ámbito privado.

 

Esta forma de ver la vida designaba la parte emotiva y espiritual exclusivamente a las mujeres y la parte racional y laboral a los hombres, entre otras cosas. Lo que implicó que cada uno de los géneros suprimiera la parte que no le correspondía socialmente limitando su crecimiento integral como persona.   

amorNOes

Sin embargo hoy, nos encontramos con muchas mujeres que desarrollan sus talentos en diferentes áreas como la empresa, la escuela, y además en el desarrollo familiar siguen siendo los pilares.

 

También es cierto que cada vez hay más hombres que participan en las labores que se han considerado como exclusivamente femeninas, lo que nos acerca a ser personas más completas.

 

Algo que me he encontrado en mi desarrollo como terapeuta es que, muchas veces, la mujer se auto discrimina y eso mismo le pone límites y las lleva a someterse a la voluntad del hombre.

Muchas de estas ideas las aprendimos en la familia, la escuela, etc. Pero va siendo hora de valorarnos como iguales en la conciencia de nuestras diferencias y el respeto a los otros.

 

Ambos, hombres y mujeres tenemos la misma capacidad de razonamiento y toma de decisiones.

 

Si la mujer desarrolla la capacidad pragmática y el hombre la capacidad emocional, este mundo tendrá justicia en la forma de relacionarnos. El desarrollar actividades que se consideran típicamente del otro sexo, nos ayudará a romper el mito de que valemos menos por ese sólo hecho, al contrario, nos acercará a vivir con mucha más comprensión hacia los demás y educaremos para vivir en  un mundo más justo y feliz.

 

Recuerda que no estás sola(o), hay un equipo de terapeutas que estamos a tu disposición cuando lo necesites, déjanos tus dudas o comentarios que a la brevedad te daremos respuesta.