que yo permita que me controles con el dinero

En la visión de...

amorNOes
amorNOes

Artículos

 

¡Hola! Aquí encontrarán historias reales, con reflexiones, cuentos o simplemente frases, que tienen que ver con la violencia, alcoholismo, maltrato y otros temas que iré mencionando, según sea el caso.

 

                Por Paulina Rébora

 

 

Hoy les voy a platicar de Mónica y Roberto…

 

 

 

amorNOes

Mónica y Roberto son un matrimonio que lleva más de veinte años casado, dos hijos y la misma cantidad de años de vivir violencia intrafamiliar.

 

Roberto es una persona muy perfeccionista, con muy poca tolerancia a los errores de los demás. Mónica es una mujer, yo no diría sumisa, sino que le es muy difícil enfrentarlo y en muchas ocasiones se queda callada para evitar conflictos, aunque no esté de acuerdo.

 

Un pleito muy fuerte que tuvieron, fue porque ella chocó su coche. Cuando Roberto llegó al lugar del accidente, le  gritó y la ofendió horrible, delante de todas las personas que ahí se encontraban. Después, se arrepintió de su comportamiento, le pidió perdón a Mónica y le regaló un collar de perlas precioso. 

Otro problema que tuvieron fue en Navidad. Cenaron en su casa con la familia de Mónica y, Roberto se alteró muchísimo, porque uno de los hermanos de ella llegó con toda su familia y no había cooperado con nada para la cena. En la cocina, Roberto le gritaba a Mónica que no era justo que él corriera con los gastos de la cena para su familia; los demás escucharon, trataron de intervenir y él se descontroló y golpeó a Mónica. Por supuesto, ahí acabó la fiesta de Navidad para todos.  Ella se mantuvo enojada un tiempo, hasta que él le volvió a pedir perdón,  pero en esta ocasión le regaló una camioneta último modelo.

 

Y así es la vida de Mónica y Roberto, con una violencia intrafamiliar tremenda. Por un lado él incapaz de controlar sus emociones e impulsos y ella aceptando como disculpa, joyas, carros, viajes, etc. Un círculo interminable, que lo último que hace es resolver el problema.

 

La violencia intrafamiliar es un problema social que afecta a un alto porcentaje de familias. Hay diferentes grados y tipos de violencia que afectan a todos los niveles socioeconómicos; son relaciones que soportan el abuso de poder de una de las partes.

 

amorNOes que tú me controles con cosas materiales

Si tu vida se parece a la de Mónica… yo te pregunto:

 

¿Te das cuenta que aguantas la violencia a cambio de “esos” regalos?

 

¿Preferirías no vivir esa violencia,  aunque no recibieras nada a cambio?

 

¿Qué tendrías que vivir para ponerle un alto a la violencia intrafamiliar?

 

amorNOes

que yo permita que me controles con el dinero

 

                     

                    Por Mario Manjarrez

 

 

Todos conocemos el valor del dinero, desde niños nos lo hicieron aprender muy pronto nuestros padres, al menos a la mayoría. También aprendimos en casa que las decisiones normalmente las tomaba papá y muchos creímos que eso se debía a su tamaño, fuerza física o a su carácter fuerte y severo.

 

Conforme crecimos entendimos que el dinero es poder y que, en muchos hogares, esa es una ley que se rige como en la selva… el que paga manda.

 

Es muy frecuente en las relaciones que, cuando una mujer quiere lograr algo manipula con el sexo, pero cuando un hombre quiere controlar, lo hace a través del dinero y ese, es nuestro tema.

 

Es un hecho que la mujer se ha integrado a una sociedad económicamente activa y ahora aporta de manera importante ingresos en la pareja o en la familia.

 

Desafortunadamente en las relaciones existen luchas de poder y hay quienes toman el control de todas los decisiones a través del dinero; de lo que se compra, en qué cantidades, cuándo, dónde y en ocasiones, hasta impone los horarios en los que puede salir “la reina de la casa”.

 

Si esto te es familiar, tengo dos noticias para ti, una mala y una buena: la primera es que si lo has permitido eso te convierte en su cómplice, suena fuerte, pero es verdad. La buena noticia es, que tú puedes parar con este abuso.

El hecho de que él aporte dinero no le da derecho a darte órdenes y mucho menos a controlar tu vida;  permitirlo, te hace sentir incapaz, frustrada, devaluada e impotente.

 

AmorNOes… "Que tú permitas que te controle con el dinero"  

 

Tú puedes poner límites cuando algo te hace sentir mal, tienes derecho a decidir por ti misma y a administrar tu tiempo y tu dinero.  Tus capacidades y talentos son invaluables.

 

Recuerda que tenemos un espacio en el cual podemos escucharte. Déjanos tus datos y a la brevedad nos pondremos en contacto contigo. 

 

Cuando los niños nacen vienen en blanco, no traen nada aprendido y van tomando todo lo que nosotros como padres les vamos modelando.

 

Ojo, escribí MODELANDO, o sea que van aprendiendo de lo que nosotros actuamos, no de lo que les decimos. Recuerda... "nuestros comportamientos son tan fuertes, que no dejan escuchar lo que decimos".

 

Está comprobado que la principal influencia la recibimos de nuestra madre, misma que desempeña un papel social por ser la organizadora de los recursos emocionales.

 

Los niños no saben lo que sienten, sólo sienten, no lo pueden aclarar y no nos pueden decir con palabras qué es lo que les está pasando. Su única manera de expresarse es con comportamientos que podemos considerar no adecuados.

 

Una de las primeras formas de expresión, es a través del llanto o el berrinche, pasan de la tristeza a la alegría y viceversa de forma muy rápida.

Artículo Especial
"Lo que tus hijos te quieren decir con su comportamiento"

 

                     

                            

 Por:  Blanca Cienfuegos

clic para editarme.

amorNOes

Con estos comportamientos nos dicen:

No me siento a gusto con lo que está sucediendo, tu manera de tratarme me duele, lo que está pasando en casa me asusta, me siento inseguro, necesito que me digas que me quieres, necesito saber que me aceptas sin condiciones.

 

Mucho de lo que vivimos con nuestros hijos nos recuerda a lo que vivimos con nuestros padres en nuestra propia infancia. Inconscientemente llegamos a comportarnos como niños, poniéndonos al tú por tú con nuestro hijo y, en estos casos, el adulto (papá o mamá) no está, sólo se quedó un niño dolido por su confusión de infancia, peleando con otro niño, confundido también.

 

La próxima vez que quieras castigar a tu hijo por un comportamiento no adecuado, revisa qué le has modelado y trata de entender qué te quiere decir con su comportamiento. Ponte a su altura, baja a su nivel físico, siéntate en el piso si es necesario para que toda tu persona esté a su altura, ya que si te quedas de pie te verá como un gigante. Ve a tu hijo a los ojos, practica la escucha activa cuando te diga algo y deja de hacer lo que estás haciendo para escucharlo.

 

 

Acepta a tu hijo, recuerda que lo que corriges es “su comportamiento”, puedes corregir sin ofender. El aprendizaje no tiene que doler. La autoestima y la autoconfianza, son partes sagradas del niño y nadie tiene derecho a lastimarlas.

 

RECUERDA:  cuando llegó a tu vida no sabía nada, lo que sabe lo ha aprendido de ti. Tus hijos necesitan CONTACTO, RECONOCIMIENTO Y MOTIVACIÓN sin etiquetas.

 

Es necesario que tomemos nuestro lugar de adulto y con  total responsabilidad, como te lo comenté al inicio, analizar qué me corresponde de lo que le he modelado y darme cuenta de “qué es lo que mi hijo me está queriendo decir con su comportamiento, descifrarlo y actuar en consecuencia”.

 

 

LA EDUCACIÓN DE MIS HIJOS ES MI RESPONSABILIDAD ABSOLUTA.

 

 

SUS COMPORTAMIENTOS SON MENSAJES QUE ME CORRESPONDE DESCIFRAR.

 

 

amorNOes... CREER QUE QUIENES ESTÁN MAL SON LOS HIJOS.

 

 

No dudes en dejarnos tus datos con tus dudas, sugerencias o preguntas que a la brevedad nos pondremos en contacto contigo.

 

 

© 2015 por ANNEE