"CELOS CONTAMINANTES I"

Le  toca el turno al tema de "La emoción contaminante de los celos".

 

Si en la envidia aparecen dos actores, en los celos, por supuesto aparecen tres:  el celoso, lo que se teme perder y el ladrón.

 

Los celos contaminantes aprisionan a víctima y verdugo.  Gran parte de la violencia se da precisamente por esta emoción y no solamente esto sucede en el terreno de pareja, también se sufre en el trabajo, entre amigos.  Un hijo se puede poner celoso si ve a sus padres prestar atención a otro niño, por ejemplo.

amorNOes

Los celos tienen que ver con el control.  Una madre que cree tener a todos como objetos a su disposición, los dirige, los guarda “bajo sus faldas” para que de esa manera nadie se vaya de su lado y así sentirse segura.  La persona que infla tanto su poder es que siempre se ha sentido pequeña.

El Doctor Bernardo Stamateas presenta el circuito de los celos de esta manera. Hago un resumen de su análisis.

 

Desde que se originan los celos hasta que se cumple lo temido, hay un circuito por el que transita la persona celosa.

 

1-Siente la amenaza. 

La persona celosa percibe que existe un tercero, real o imaginario, que viene a quitarle pareja, trabajo, amigo, lo siente como ladrón.

 

2-Controla. 

Empieza a vigilar, controlar, revisar, seguir, para descubrir la evidencia que confirme su sospecha.  Pregunta, pero las respuestas le son insuficientes.  Pregunta una y otra vez, interpreta respuestas e insiste por más información.

 

3-Prohibe. 

El celoso comienza a evitar que su pareja se arregle, salga de casa, llegue tarde, vista cierto tipo de ropa.  En un primer momento el celado aceptará sugerencias, pero el celoso aumentará sus demandas llevándolas a prohibiciones.  Muchas personas confunden los celos con buscar el bien de la otra persona.

 

4-Perdón.

El celoso pide perdón, llora, regala cosas-  Todo vuelve a la normalidad hasta que de nuevo surge un tercero, real o imaginario y comienza otra vez el círculo de recelar, escenas, perdón, normalidad, recelar….

 

5-Profecía cumplida. 

Efectivamente, el miedo a perder se cumple.  El miedo siempre cumple lo que se teme: el miedo es fe en lo malo y la fe funciona para bien o para mal.

"CELOS CONTAMINANTES II"

"La Nutria con incontrastable emoción, se había fijado en que el Teru Teru (ave sudamericana), cada vez que ella salía del agua y empezaba a cavar en la orilla del cañadón para buscar raíces o por cualquier otro motivo, se venía disparado para estar a su lado.  Le hacía mil saludos, estirando el pescuezo y moviendo la cabeza como un títere, gritando de alegría y no la dejaba ni un rato, mientras ella estaba en tierra firme.

 

No tenía ni la menor duda de ser dueña absoluta del corazón del teru teru y pensaba que, si él no se había todavía declarado, solo debía ser por su timidez.

 

Cuando la nutria volvía a zambullirse, el teru volaba hasta la loma más próxima, donde vivía otra gran amiga suya, la vizcacha (roedor sudamericano).  Y allí se quedaba, cerca de la cueva, esperando la oración, hora en que salía la vizcacha a tomar el fresco, a comer y a cavar la tierra.  Cuando empezaba ella su trabajo, la rodeaba de atenciones, rascando también el suelo, como para ayudarla, diciéndole mil cosas, haciéndole la corte.

 

Pero un día la nutria lo sorprendió.  No pudo dejar de manifestarle su despecho y le pidió que declarase de una vez a cuál de ellas prefería.

 

El teru tuvo que confesar que no prefería a ninguna de ellas, sino que solo apreciaba como era debido la fineza para con él tenían ambas de proporcionarle gusanos de todas clases,  la nutria al escarbar la tierra en los bajos húmedos y la vizcacha en la loma."

Este cuento muestra bien que la boca da besos a la cuchara, pero no son de amor.

 

El celoso tiene miedo a perder porque no tiene el permiso interior de tener.  Cada vez que no se recibe este permiso se tendrá miedo a perder.  Este es el modo en que los celos se sana:  cuando tienes el permiso de tener, pierdes el miedo a perder lo que tienes.

amorNOes

Los padres estamos para darles a nuestros hijos permiso de tener. 

 

El ambiente familiar agresivo, donde se vive abandono, con padres que se descalifican, evita que los niños se validen.  La tarea de los padres es motivar, alentar, bendecirlos para que tengan permiso de tener.  Así ellos percibirán que la vida ha depositado en ellos grandes sueños.

Los padres estamos para impartir vida a nuestros hijos.

 

Exiten padres que están más preocupados por los bienes materiales, por la vida intelectual, que por la vida interior de sus hijos.  Aunque ya sean mayores, ellos se nutren de la inspiración de los ideales por parte de sus padres.  Ellos tienen que saber, que hagan lo que hagan, tendrán el amor incondicional de sus padres.

Si tus padres no lo hicieron, siempre hay tiempo para darse ese permiso y de esa forma dárselo a tus hijos.

 

Cambia el rumbo, porque en tu casa siempre tiene que haber uno que se decida primero para que el resto lo haga.

"CELOS CONTAMINANTES III"

¿Cómo están los permisos que tú te das en la vida?

amorNOes

El Doctor Stamateas nos propone el siguiente test para averiguarlo.  Sólo es cuestión de que contestes SÍ o NO

 

Abnegado grado I

1-    ¿Soy autosuficiente y responsable de mi mismo?

2-    ¿Tiendo a satisfacer mis necesidades profundas?

3-    ¿Encuentro satisfacción en muchas cosas?

4-    ¿Dejo para más adelante el satisfacer mis necesidades?

5-    ¿Dejo de satisfacer mis necesidades porque siempre tengo otra cosa que hacer?

 

Abnegado grado II

1-    ¿Resto importancia a mis necesidades básicas?

2-    ¿Me proporciona más gratificación cuidar de los demás que de mí?

3-    ¿Me da más placer que otros me hagan feliz a mí?

4-    ¿Me cuesta trabajo gastar dinero en mí?

 

Abnegado grado III

1-    ¿Soy una máquina de satisfacer las necesidades de los demás?

2-    Lo mío, ¿ya es servidumbre?

3-    ¿Me exijo hasta desplomarme?

4-    ¿Soy un autómata?

5-    ¿Tengo estallidos de rabia extremos?

 

De acuerdo a tus respuestas, si lo has hecho con sinceridad, podrás darte cuenta el nivel de abnegación que vives.

¿Cómo puede darse uno permiso?

Ya te has dado cuenta el nivel que vives de abnegación, hasta dónde postergas tus necesidades, tu bienestar y por tanto, enviándote a ti y a los demás el mensaje de “yo no lo merezco”.  Esta idea interior lo posee la persona celosa:  “no merezco lo que tengo, por tanto, en cualquier momento lo puedo perder”.

 

Necesidad es algo que se requiere, sí o sí; los deseos son un extra en la vida. 

 

Los deseos se pueden conectar con algo que harán bien si se cumple o en caso contrario, harán daño. 

 

Conecta tus deseos con metas que te hagan bien hoy, sin comprometer tu futuro.

"CELOS CONTAMINANTES IV"

Una vez que te permitas cumplir tus necesidades, los celos saldrán sobrando, no desearás ser dueño de nadie.  Ahora podrás cambiar el objetivo de poseer por atraer.

 

Es a través de nuestras actitudes como podemos utilizar la ley de atracción para acercar o alejar las oportunidades. 

 

-  Tener carácter atrae.

Cuando eres quien eres, atraes.  Cuando una persona es falsa, aleja.  La congruencia es un imán para atraer a personas parecidas a ti.

-  Estar comprometido con tus objetivos.

Es muy fácil identificar a las personas que están comprometidas con sus ideales, que trabajan por cumplir sus sueños.  Las personas que se la juegan en la vida son atractivas en todos aspectos.

 

-  Capacitarse atrae las oportunidades.

Los nuevos desafíos y la capacitación para alcanzarlos, son fuente de atracción para la persona en sí misma y para las personas alrededor. A nadie le gusta comprometerse con un “Don Nadie”.  No es agradable compartir la vida con una “Doña Nadie”.

amorNOes

-  La persona libre interiormente atrae las oportunidades.

Cuando eres libre de corazón, atraes oportunidades.  Te percibirán como persona confiable, divertida y sencilla.

 

A las personas que están en paz, que lo que tienen les es suficiente y creen que lo merecen, se les abren las puertas, las oportunidades les llegan.   

 

En el encuentro con la gente escucharás constantemente palabras más, palabras menos, algo como esto: 

“No sé que tienes pero parece que te conozco desde hace tiempo y te estimo sin haberte visto anteriormente”

Todo lo que respetes se te acercará y lo que no respetes se alejará.

 

Si barres las calles, bárrelas como pintaba Miguel Angel.

 

Barre las calles como componía Beethoven.

Martin Luther King

Bibliografía

“Emociones tóxicas”

Bernardo Stamateas B, S.A.